El presunto criminal de guerra nazi Josias Kumpf, uno de los tres ex miembros de las SS buscados por la Justicia española, ha fallecido este viernes en Viena a los 84 años, según informó la televisión pública austríaca ORF.

Austria se negó a la extradición del supuesto criminal El ex guardián de los campos de concentración de Sachenhausen (Alemania) y Trawniki (Polonia), acusado de haber participado en el asesinato de miles de personas durante la Segunda Guerra Mundial, falleció este jueves  en un hospital de la capital austríaca. En Trawniki, Kumpf participó en el denominado 'Festival de la cosecha' en el que las SS asesinaron en noviembre de 1943 a unos 42.000 judíos polacos.

Kumpf, nacido en Serbia, emigró en 1956 desde Austria a Estados Unidos, sin revelar que había sido miembro de las SS nazis, una organización paramilitar fundada por Adolf Hitler y responsable de miles de asesinatos en toda Europa.

Buscado por la Justicia española

En el año 1964 recibió la nacionalidad estadounidense y se radicó en el Estado norteamericano de Wisconsin. La Oficina de Investigaciones Oficiales del ministerio de Justicia de Estados Unidos descubrió su pasado nazi en 2001 y le retiró la nacionalidad norteamericana. En marzo pasado fue expulsado a Austria, su último país de residencia antes de emigrar.

Kumpf tenía menos de 20 años en el momento en que se cometieron los crímenes Tras su expulsión a la república alpina, la Justicia austríaca afirmó no poder hacer nada en contra del acusado, quien tenía menos de 20 años en el momento de haber cometido los crímenes, por lo que han prescrito según el código penal.  Su estancia en Austria causó una gran polémica, ya que vivía desde finales de junio en un hospital público donde su tratamiento generó costes de hasta unos 100.000 euros.

En una orden de captura internacional, emitida el pasado 17 de septiembre, el juez español Ismael Moreno lo considera "cómplice" de los delitos de genocidio y lesa humanidad cometidos en el campo de Sachsenhausen, donde también hubo prisioneros españoles. El Ministerio del Interior siempre negó que se esté protegiendo a Kumpf, mientras que el ministerio de Justicia dijo que su extradición a España no era posible.

Moreno también emitió una orden de captura contra otros dos ex miembros de las SS nazis, Johann Leprich, Anton Tittjung, ambos residentes en Estados Unidos, acusados de los delitos de genocidio y lesa humanidad por su actividad en los campos de concentración de Mauthausen, Sachsenhausen y Flossenbürg, en los que se calcula que estuvieron prisioneros más de 7.000 españoles.