Decenso del río Sella
El piragüista Manuel Busto y la presentadora de televisión, Belinda Washington, durante el II Descenso Solidario del Sella. Caveda / Efe

Un acto solidario ha dejado este viernes algunas de las fotógrafías más insólitas de la semana.  Famosos mal y bien avenidos han participado en un 'Descenso del Río Sella' especial en el que la finalidad era recabar fondos para curar en España a niños de Gaza enfermos.

Así, Ana García Obregón, vestida con neopreno y tacones de aguja, compartió cauce con la abogada Teresa Bueyes, quien en más de una ocasión ha amenazado a la presentadora y bióloga con hacer todo lo que esté en su mano para meterla en la cárcel.

Me he arrepentido de lo que dije sobre Cayetano Martínez de Irujo En otra canoa se encontraba Miki Molina, con quien Obregón mantuvo un breve affaire en 2001 y que concluyó cuando unas fotos comprometidas de la pareja vieron la luz. La relación actual entre ambos parece, sin embargo, amistosa.

La polifacética actriz y ex protagonista de Ana y los Siete dio, además, explicaciones sobre el caso judicial que ahora la ocupa: la demanda que interpuso contra ella Cayetano Martínez de Irujo por declarar hace diez años en Crónicas Marcianas que el hijo de la duquesa de Alba había pedido a un policía que metiera droga en la maleta de Alessandro Lequio.

"Lo único que hice es defender a mi ex marido", ha sostenido la presentadora en unas declaraciones que recoge ¡Hola!. Sin embargo, admite que se ha arrepentido de lo que dijo y que no ha conseguido "hablar con Cayetano, porque él no ha querido".

Otros de los participantes han sido Arancha de Benito -recién separada de Guti-, y el humorista César Cadaval del dúo Los Morancos.