La Inspección de Trabajo abrió desde enero de 2008 y hasta mayo de 2009 un total de 31 expedientes a empresas por discriminar a las mujeres dentro del Plan de actuación para la vigilancia y control de la igualdad de las empresas.

Entre sanciones y amonestaciones, los inspectores han detectado injusticias de esta índole contra 265 trabajadoras e impusieron multas por casi 20.000 euros.

El procedimiento que sigue la Inspección en este plan es el habitual: algunas actuaciones vienen dadas por las denuncias que se reciben y otras se llevan a cabo de oficio. En los 31 expedientes o requerimientos, el inspector le informa al empresario de que se está cometiendo una infracción, pero que tiene una serie de días para subsanarla. Y en el caso de que no lo haga, se levanta un acta.

Trece de los requerimientos se redactaron por discriminación por razón de sexo en el acceso al empleo y ocho por ausencia de protección a la maternidad en materia de seguridad y salud laboral. En concreto, se denuncia por el propio contenido de las ofertas de trabajo, por la negativa a la conciliación de la vida familiar y laboral, etc. Es difícil dar con estos comportamientos porque a veces las mujeres callan ya que tienen miedo a represalias.

Consulta aquí más noticias de Málaga.