Festival de Cine de Roma
Fotógrafos protestando en el Festival de Cine de Roma. REUTERS

El primer photocall del Festival Internacional de Cine de Roma, que ha dado comienzo este jueves y que finalizará el día 23, no ha llegado a producirse. La damnificada, la actriz española Paz Vega, que presentaba la película Triage junto a Christopher Lee, no fue retratada porque los fotógrafos decidieron plantarse.

Según la agencia Reuters, decidieron protestar por las malas condiciones del lugar en el que directores, intérpretes y demás invitados al certamen, tendrán que posar durante los próximos días para la prensa. La dirección del festival ya ha dicho que intentarán solucionar el problema de cara al año que viene.

Gente normal, historias verdaderas


Vega y Lee han inaugurado la competición oficial con un cruento drama sobre las secuelas que dejan los conflictos armados en quienes no participan directamente en ellos. La cinta es una coproducción entre Irlanda, Francia y España de algo más de hora y media y está dirigida por el bosnio Danis Tanovic.

"Este es uno de los mejores filmes que he visto sobre el tema de la guerra", dijo Lee durante la rueda de prensa, asegurando que el hecho de ver a personajes más humanos e historias más cercanas "hace que en la película no se tenga la sensación de observar a actores interpretando, sino a gente normal con historias verdaderas".

En estas historias, el componente español está muy presente, ya no sólo en el inglés con acento hispano que habla una de sus protagonistas, Paz Vega, sino también en la historia que se encierra tras la relación entre la esposa del reportero y su abuelo.

"Un ejercicio más de adaptarme"

"Esta es la octava película más o menos que hago fuera. No sé exactamente el número que hace de las que hago en inglés. Este ha sido un ejercicio más de adaptarme, de interpretar en inglés y de hacer una película extranjera, que es lo que últimamente estoy haciendo", apuntó.

Vega explicó en tono de broma que cuando el director del filme le propuso trabajar en Triage no pudo negarse porque su voz y acento bosnio le "asustó" y comentó que para ella ha sido todo un "honor" trabajar al lado de Lee, un "mito".