La británica National Express estudia comprar la empresa de transportes Alsa

La compañía británica mantiene conversaciones con la empresa de autobuses española para integrarla en su estructura, lo que daría lugar al mayor grupo europeo de transporte de viajeros, confirmaron hoy las dos compañías.

"Sea cual sea el resultado de estas conversaciones", el objetivo de Alsa es asociarse con líderes del mercado para crecer y consolidarse en el nuevo escenario europeo de transporte que se está configurando, según las fuentes de Alsa.

Por su parte, la empresa británica National Express confirmó también que está en conversaciones con el grupo de transporte español Alsa sobre un acuerdo que puede crear el mayor operador del sector en Europa. "No hay certeza sobre si la transacción puede quedar completada", señaló el operador británico en un comunicado emitido hoy.

El precio de Alsa: 380 millones de euros

En medios financieros londinenses se ha comentado que los contactos estarían centrados en un posible acuerdo para comprar Alsa por unos 250 millones de libras (unos 380 millones de euros), aunque nada está finalizado y las negociaciones pueden no llegar a prosperar.

La empresa española, que el año pasado tuvo una facturación de unos 400 millones de euros, tiene servicios en Portugal, Suiza, Marruecos, Chile y China, y emplea a 2.800 personas.

Alsa entró en el mercado de China en 1984, con lo que se convirtió en la primera compañía española y extranjera en operar en ese país. Cuenta allí con una plantilla de 1.620 trabajadores y una flota de 520 vehículos en los que mueve a 14 millones de viajeros al año. Sus autocares cubren 68 líneas y llegan a 400 destinos de 18 provincias.

Un gigante británico de transportes

National Express, que actúa en los ámbitos de autobuses y trenes, tuvo una facturación el año pasado de 3.352 millones de euros y más de 40.000 empleados. El grupo británico, con base en Birmingham, transporta por autobús a más de 16 millones de pasajeros al año en el Reino Unido y Europa.

El grupo británico tiene además varias franquicias de trenes en el Reino Unido y más de 45.000 empleados. También tiene presencia en Estados Unidos, Canadá y Australia.

National Express tiene una gran experiencia en el ámbito ferroviario británico, por lo que una posible fusión con Alsa podría permitir a la empresa resultante entrar a competir en negocio ferroviario español, en proceso de liberalización.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento