Kia Sorento
El nuevo Kia Sorento tiene unas líneas más suaves que el anterior de 2002. AUTOSCOUT24

El todoterreno Sorento presentado en 2002 fue todo un éxito en Alemania. Como todo lo que hace Kia, ofrecía un automóvil con una relación precio/equipamiento de lo más satisfactoria y, además, fue capaz de perfilarse como una buena máquina todoterreno. Y, a pesar de su más que respetable trayectoria, los ingenieros de Kia han cambiado radicalmente la nueva versión que llegará al mercado en noviembre de 2009. El nuevo Sorento lo hace casi todo mejor, pero sólo casi.

La óptica ya nos desvela un cambio radical con respecto al pasado, dado que no nos es posible encontrar ninguna característica en común con el primer Sorento. La segunda generación se ha deshecho de esa imagen de macho tosco y compacto de su predecesor para dar paso a un nuevo concepto.

El sucesor ha crecido en casi nueve centímetros, hasta llegar a los 4,70 metros de longitud, y su imagen es la de un SUV mucho más estilizado y elegante. Con su aspecto dinámico y sencillo, sus faros modernos (delante xenon y detrás LED), sus pasos de rueda cuadrados y la línea constructiva horizontal en ligero ascenso de delante hacia atrás, el nuevo Sorento presenta una óptica adaptada a los tiempos que corren. Aunque tiene buena presencia y carácter propio, al nuevo Sorento le falta no obstante ese "algo" fundamental para convertirse en un éxito de ventas.

Imagen de la cámara de visión posterior en el espejo

El interior también está a la altura. El nuevo estilo más moderno y ordenado es tan funcional como cómodo. Superficies suaves, aplicaciones en metal y madera, diversos compartimentos, así como puerto USB para el reproductor MP3 son algunos de los aspectos más destacados de este nuevo Kia. En una clara apuesta por el lujo, la imagen de vídeo de la cámara de visión posterior situada en la zona izquierda del espejo interior constituye una pequeña sorpresa de alta tecnología. Sin embargo, en el momento en el que realizamos la prueba de conducción aún no se podía disfrutar de un navegador de calidad que, en realidad, debería ser algo obligatorio. Éste estará disponible seis meses después de su lanzamiento al mercado.

La imagen de vídeo de la cámara de visión del espejo interior constituye una pequeña sorpresa de alta tecnologíaLa oferta de plazas del Sorento resulta impresionante, con la abundancia típica de un SUV, aunque el espacio de almacenamiento es un poco más pequeño que el de su antecesor. Pese a todo, la ya de por sí gran capacidad del maletero (531 litros) se puede ampliar en 1,6 m3 más gracias al asiento trasero abatible. El compartimento para maletas, situado a la misma altura que el plano de carga, ofrece un espacio de carga adicional al levantar el piso del maletero. De forma alternativa, y previo pago de un suplemento, podemos ubicar una tercera fila de asientos extraíbles junto con dos asientos de emergencia. En comparación con esta configuración adicional de asientos, los cinco ocupantes de las primeras filas gozan de una gran amplitud de espacio, con asientos cómodos y una guía lateral suficiente.

Más automóvil y menos vehículo de campo

En el plano técnico, el nuevo Sorento es también más SUV que todoterreno. En lugar del diseño con travesaños empleado hasta el momento, el nuevo modelo incorporará un chasis autoportante que consigue librar al Sorento de 150 kilos. Además, el eje rígido posterior ha dado paso a una suspensión independiente. Por este motivo, el nuevo Sorento deja de resultar realmente atractivo para su uso en campo abierto. Agricultores y propietarios de caballos, por ejemplo, también pierden la partida debido a la reducción de la capacidad de remolque: en lugar de las 3,5 toneladas a las que nos tenía acostumbrados, el nuevo modelo sólo puede tirar de un máximo de 2,5 toneladas.

En cambio, sobre el asfalto y en las curvas el nuevo Sorento resulta casi tan cómodo y ágil como un automóvil normal. El buque insignia de Kia domina la conducción rápida por autopista o en curva con una sosegada naturalidad y una agradable agilidad. Sin embargo, el Sorento no presentará el mejor comportamiento dinámico del segmento de los SUV. En este sentido, los competidores de las marcas BMW y Audi continuarán llevando la delantera.

Más rápido y más económico

El modelo especialmente fornido, que iba equipado con un motor de gasolina 3.3 V6, se ha retirado por completo de la gama de motorizaciones. En cambio, han aumentado la potencia de motor de gasolina de cuatro cilindros que cumple la normativa Euro 5, pasando de los actuales 139 CV a 174 CV. De esta manera, en combinación con el cambio manual de seis velocidades, este modelo necesita tan sólo once segundos para pasar 0 a 100 km/h y podrá alcanzar los 190 km/h de velocidad punta. El motor de gasolina es una máquina sumamente silenciosa, pero que con un consumo medio de nueve litros seguro que no gana la medalla a la eficiencia.

Sin embargo, este objetivo no sería difícil de conseguir para el nuevo motor diésel 2.2 que desarrolla 197 CV con un par motor de 421 nm y que, además, cumple el nivel de emisiones Euro 5. Éste sustituye al motor de 2.5 litros de 170 CV. Gracias a la gran potencia que desarrolla el turbo, el tiempo de aceleración estándar se reduce en casi tres segundos hasta algo más de nueve segundos, mientras que la velocidad máxima aumenta de 180 a 190 km/h. El más económico es el Sorento diésel con tracción delantera en combinación con una transmisión de seis velocidades (6,5 litros). El consumo más elevado de un motor diésel se alcanza con tracción integral y el cambio automático de seis velocidades (7,4 litros). En cambio, con esta última caja de cambios se consigue una transmisión suave y suficientemente rápida, lo que hace posible una relación sosegada y ligera del Sorento con motor diésel.

En colaboración con AutoScout24