La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) se mostró este miércoles contrario a aumentar el número de guardias civiles en Afganistán porque "no están preparados" ni tienen la formación adecuada para acudir a una "zona de conflicto y en guerra", según explicó su portavoz, Juan Antonio Delgado. Se le puede poner el nombre que se quiera pero Afganistán está en guerra

El presidente del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, prometió este martes a su homólogo estadounidense, Barack Obama, que España "hará el máximo esfuerzo en Afganistán y en otras zonas del mundo".

"Se le puede poner el nombre que se quiera pero Afganistán está en guerra", subrayó el portavoz de la AUGC, quien destacó que los agentes no han sido entrenados para participar en una zona de conflicto y destacó el "peligro" que ello supone para las vidas de los efectivos destacados en el país.

Operación militar

Tras insistir que la misión afgana es "una guerra", como evidencia la utilización de armamento y vehículos pesados, la asociación destacó que corresponde a los soldados unirse a una operación "totalmente militar". "Para eso están los soldados", apuntó Delgado.  Gordon Brown ha prometido enviar 500 militares adicionales

Puso el ejemplo de Reino Unido, donde su primer ministro, Gordon Brown, ha prometido enviar 500 militares adicionales para Afganistán.

A su juicio, el compromiso de Zapatero durante la Cumbre de la OTAN del pasado abril de sumar otros 40 guardias civiles ha sido "un error" que demuestra que el jefe del Gobierno "se vuelve a equivocar en su política con los guardias civiles".