La Conselleria de Sanidad ha creado un Plan Estratégico de Gestión de la Seguridad del Paciente con el que se pretende reducir los problemas que experimentan los pacientes cuando están hospitalizados y que afecta a un 6% de ellos, dos puntos menos que la media nacional. Entre los efectos adversos destacan las infecciones hospitalarias, errores en la medicación, o la mala identificación de los pacientes que suele estar propiciado por el propio personal sanitario.

Por ello, la Conselleria de Sanidad ha elaborado una serie de herramientas concretas dirigidas a profesionales sanitarios sobre la higiene de las manos y la eliminación de bacterias, así como la modernización de los distintivos de identificación inequívoca de los pacientes.

El conseller de Sanidad, Manuel Cervera, señaló ayer que "ningún sistema sanitario puede garantizar la ausencia total de eventos adversos, pero muchos sí que pueden evitarse".

Además, proponen iniciativas como la creación de un portal y una página web que potencie la comunicación directa con los profesionales para mejorar la seguridad de los pacientes en la sanidad valenciana.

Cervera destacó ayer que «se trata de aprender de las complicaciones que se generan durante una estancia hospitalaria para que no se vuelvan a repetir».

Consulta aquí más noticias de Valencia.