Aliviar el dolor
Tienen capacidad analgésica.

Comer chocolate o beber agua puede aliviar el dolor, según un estudio de la Universidad de Chicago en EE UU. Esta forma natural de alivio del dolor podría ayudar a los animales en la naturaleza a evitar distracciones cuando escasean los alimentos pero entre los humanos modernos con comida disponible, el efecto podría contribuir a comer en exceso y a la obesidad.

El estudio, que se publica en la revista Journal of Neuroscience, es el primero que demuestra que este poderoso efecto analgésico se produce mientras los animales está ingiriendo alimentos o líquidos incluso en ausencia de apetito.Es un efecto fuerte, muy fuerte, pero no está relacionado con el hambre o el apetito

Según explica Peggy Mason, directora del trabajo, "es un efecto fuerte, muy fuerte, pero no está relacionado con el hambre o el apetito. Si tiene toda esta comida enfrente y es fácil acceder a ella no vas a dejar de comer, básicamente casi por ningún motivo".

La autora señala que por razones obvias este alivio natural del dolor se activaría cuando un animal estuviera comiendo o bebiendo algo que le resultara placentero pero no cuando probara algo que podría ser tóxico o dañino.

Los investigadores creen que este efecto está también presente en los humanos pero que tiene efectos perjudiciales en la sociedad moderna dada la disponibilidad de grandes cantidades de alimentos altamente calóricos y de sabores agradables.

Sin embargo, Mason apunta que el efecto analgésico podría ser ventajoso quizás para sustituir la práctica de utilizar un caramelo para calmar a los niños en las consultas médicas. "La ingestión es un calmante pero no necesitamos el azúcar, así que reemplacemos la piruleta del médico con un vaso de agua", concluye la investigadora.