El 70 por ciento de los entrevistados declara sentirse preocupado por la protección de datos y el uso de su información personal por parte de otras personas y más de la mitad de los encuestados dice no tener ninguna confianza en los pagos o la difusión de datos personales a través de Internet, según el último estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) a 2.475 personas.

Sin embargo, los pagos mediante tarjeta de crédito son percibidos como un medio seguro para el 60 por ciento de los encuestados.

Los hospitales, la Administración Pública y los bancos son los mejor valorados en términos de privacidad de datos, mientras que los comercios y las compañías de teléfono o agua son los peor percibidos en estos términos.

Destaca el hecho de que casi un 70 por ciento de los encuestados declara haber recibido llamadas o mensajes de compañías a las que no tiene constancia haber dado sus datos personales y el 83 por ciento de los internautas confiesa haber recibido correos electrónicos no deseados (spam), según la encuesta realizada mediante entrevistas personales en 239 municipios de 49 provincias españolas.

A la hora de solicitar la cancelación de la posesión de datos personales por parte de alguna entidad, más de la mitad de los que declaran haberlo intentado manifiestan que la tarea ha sido 'difícil o muy difícil'.

Pese a esta preocupación, el 46,3 de los encuestados declara no conocer la existencia de la Agencia Española de Protección de Datos.

Respecto a la controversia entre seguridad y privacidad, casi el 70 por ciento de los encuestados se muestra favorable a la colocación de cámaras de videovigilancia valorando como principal motivo la mayor seguridad que aportan. La pérdida de intimidad es el principal motivo para el 10 por ciento que se muestra en contra de estos sistemas.

El uso de Internet se extiende al 55,8 por ciento de los entrevistados, que declara haberlo usado en los últimos 12 meses, de los que un 63 por ciento lo hace prácticamente a diario siendo las búsquedas de información y el correo electrónico los principales usos de la Red.

Las facilidades de comunicación, las posibilidades de información y la resolución de problemas gracias a Internet son admitidas por casi el 80 por ciento de los usuarios, aunque una proporción similar cree que Internet también facilita la intromisión en la vida privada de las personas.

En lo que respecta a los menores, el 60 por ciento de los encuestados cree que su acceso a Internet debería estar restringido siendo los padres los principales responsables de esta limitación para el 85 por ciento de los entrevistados.

Más del 80 por ciento de los padres declara ejercer control sobre el uso de Internet de sus hijos siendo la limitación del tiempo y el tipo de páginas webs los métodos más empleados para este efecto, aunque esta limitación decae con el aumento de la edad de los hijos.