La primera pelea en la cárcel de Madoff

  • El financiero ingresó en una cárcel de EE UU el pasado mes de julio.
  • Inició una acalorada discusión sobre la Bolsa con otro de los reclusos.
  • Madoff recibió un empujón y respondió propinándole otro a su contrincante, que al final salió corriendo.
Bernard Madoff, en una foto reciente a su llegada a los juzgados de Nueva York.
Bernard Madoff, en una foto reciente a su llegada a los juzgados de Nueva York.
Shannon Stapleton / REUTERS

Bernard Madoff ya ha tenido su primera pelea en la cárcel. El financiero estadounidense, que cumple una condena de 150 años de prisión como responsable de una de las mayores estafas de la historia, se enzarzó con otro de los reclusos en una "acalorada discusión" que derivó en "el primer rifirrafe físico que sufre el financiero en la cárcel", según publica el diario norteamericano The New York Post.

Madoff, que ingresó el pasado 14 de julio en el centro penitenciario de Butner, en Carolina del Norte, hablaba con uno de sus compañeros de cárcel, a quien el diario define como "un hombre blanco de más de 60 años", sobre la situación económica y el estado del mercado bursátil y la conversación subió de tono hasta que su interlocutor, enfadado, lo empujó.

"Madoff le devolvió el empujón con fuerza y con ambas manos, e hizo que el otro recluso tropezara", explica el rotativo, que cita a algunos de los otros reos, que aseguran que el recluso más famoso de la prisión de Butner salió como "ganador" de la pelea después de que su contrincante saliera corriendo.

Uno de esos testigos aseguró al rotativo neoyorquino que Madoff, de 71 años, se mostró "realmente agresivo" y que sorprendió a su atacante, ya que éste no esperaba que el financiero reaccionara ante el empujón que le propinó delante de una veintena de presos en los alrededores de uno de los campos de béisbol con que cuenta la prisión.

Respeto y credibilidad

Según el Post, este incidente ha hecho que crezca el respeto y la credibilidad con que cuenta entre sus compañeros Madoff, quien, antes de entrar en prisión, pagó a un experto para que le enseñara las claves de la vida en prisión y le diera "consejos de supervivencia entre rejas".

El financiero ingresó en la cárcel de Butner en julio, semanas después de que un juez de Nueva York le impusiera la máxima pena posible de prisión por idear y mantener durante dos décadas un gigantesco esquema Ponzi con el que estafó unos 50.000 millones de dólares (33.713 millones de euros) a miles de sus clientes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento