Las empleadas de la limpieza tienen que pagar para poder trabajar

  • Es una práctica ilegal que no se denuncia.
  • Empresas de colocación de trabajo doméstico exigen el primer sueldo como pago a sus servicios.
Esther Rins, de 32 años, es empleada de hogar.
Esther Rins, de 32 años, es empleada de hogar.
HUGO FERNÁNDEZ

Las mujeres que se dedican a la limpieza sufren una sistemática explotación por parte de supuestas empresas de colocación. Deben pagar para trabajar. Les llegan a pedir todo el sueldo del primer mes a cambio de encontrarles clientes.

Según han denunciado mujeres afectadas, y tal y como ha podido contrastar 20 minutos, se trata de una práctica habitual en el sector de la limpieza. Eso sí, totalmente ilegal, como advierte el Departamento de Trabajo de la Generalitat de Catalunya, citando la legislación vigente: "Las agencias privadas de colocació no pueden tener fines lucrativos".

Es decir, sólo pueden cobrar dinero a los clientes, en ningún caso a quienes buscan trabajo. "Me han llegado a pedir la mitad del primer sueldo", denuncia Maite, una limpiadora que no quiere dar su nombre real por miedo a no encontrar trabajo. "A las compañeras que no tienen papeles les piden el primer sueldo entero", que puede superar los 600 euros, critica.

El colectivo más débil

Por entregar únicamente el currículum, las mujeres deben pagar entre 10 y 30 euros, dependiendo de la agencia de colocación. Una situación que se perpetúa dada la vulnerabilidad de los trabajadores que se dedican a esto. "Son mujeres, con poca formación, muchas de ellas extranjeras y algunas sin permiso de trabajo", confirma el abogado del Colectivo Ronda, José Antonio González. Además, es un sector que suele trabajar con dinero negro, por lo que no queda constancia de la estafa cometida.

"En la mayoría de casos no hay un contrato, sólo una exigencia verbal", confirma González, y matiza que la mayoría de trabajadoras "sencillamente piensan que es una práctica normal y no se les ocurre que es denunciable".

Las mujeres de la limpieza que recurren a empresas de colocació clarifican que las Empresas de Trabajo Temporal (ETT) actúan legalmente. Las que infringen la ley son otras que se esconden bajo una apariencia legal, anunciándose a Internet: "Le asesoramos, buscamos y seleccionamos el personal que mejor se adapta a sus necesidades". Lo que no dicen es que cobran a los trabajadores.

"Es el timo de la estampita, en un día pueden sacarse más de 80 euros", explica Esther Rins, una joven que busca trabajo como empleada del hogar. "Al final de una entrevista en una empresa de colocación me pidieron que pagara 10 euros para quedarse con mi currículum y contactar con un cliente. Les dije que eso era ilegal, y ellos contestaron que está dentro de la Ley y que debía pagar el coste de las llamadas. Yo me negué porque me pareció muy mal, pero mucha gente accede porque la desesperación te empuja a ello y más cuando el mercado laboral está tan mal. Tres mujeres inmigrantes accedieron y ni siquiera se dieron cuenta de la estafa".

Ni el Departamento de Trabajo, ni la Organización de Consumidores y Usuarios de Catalunya, ni los sindicatos tienen constancia de esta práctica abusiva. La Generalitat expone que "no hay demandas" y que en todo caso debería ser la Inspección de Trabajo quien actuara. Desde CCOO piden que "la Generalitat actúe de oficio", sin que hay una denuncia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento