Sarkozy 'junior' opta a dirigir el mayor distrito financiero francés con 23 años

  • Las acusaciones de nepotismo no se han hecho esperar.
  • Jean es diputado y concejal pero no ha acabado aún Derecho.
  • El barrio financiero de La Defense es sede de 2.500 empresas.
Jean Sarkozy sonríe en una foto de archivo.
Jean Sarkozy sonríe en una foto de archivo.
ARCHIVO

La polémica está servida en Francia. Jean Sarkozy, hijo mayor del presidente galo, Nicolas Sarkzoy, y al que se conoce en los círculos políticos como 'junior', es candidato para presidir el organismo público que gestiona el barrio financiero de La Defense, junto a París.  Su partido ya ha confirmado las maniobras del UMP (el partido de los Sarkozy) para que el retoño del presidente ocupe su cargo a principios de diciembre.

La Defense es el distrito financiero más importante del país, y uno de los mayores de Europa: en él tienen sus sede 2.500 empresas, entre las que se encuentran las compañías galas más punteras, y trabajan más de 150.000 personas. Se da la circunstancia que el padre de Jean, Nicolas, ya ocupó la presidencia de este consorcio público que gestiona los planes urbanísticos de este rico barrio.

El hijo mayor de Sarkozy, de 23 años, aún no ha acabado sus estudios de Derecho en la prestigiosa universidad de la Sorbona, pero ya ha empezado a medrar en el mundo de la política. Jan es portavoz de los conservadores y diputado provincial del departamento de Hauts de Seine y concejal del ayuntamiento de Neuilly, una de las ciudades con mayor renta del país y limítrofe de La Defense.

Así pues, el próximo  4 de diciembre se espera que en el consejo de administración del Organismo Público de Gestión del Barrio de Negocios de la Defense, Jean ocupe su dirección.  Antes, la joven estrella del UMP tendrá que entrar en el consejo, pero ya está previsto: uno de los miembros del consejo va a dimitir para dejar su puesto al hijo del jefe de Estado.

La maniobra ya ha despertado acusaciones de nepotismo en toda Francia. Desde Internet se recogen firmas para evitar este nombramiento, y ya van 8.000.

La socialista Ségolène Royal pidió a Sarkozy que "se preocupe de los problemas generales de los franceses y deje de ocuparse de colocar a su hijo". que aseguró que es un "grave atentado contra el buen funcionamiento de las instituciones". El centrista François Bayrou afirmó que esto le recordaba al "imperio romano".

El presidente francés se toma la polémica con resignación: "Diga lo que diga, me critican".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento