La agencia no dio detalles y el Gobierno surecoreano no estuvo inmediatamente disponible para comentar el incidente.

En el pasado, tales lanzamientos han sido ejercicios militares de rutina realizados por Corea del Norte.

Los últimos lanzamientos ocurren en un momento en el que Pyongyang ha dicho que está listo para retornar a las conversaciones internacionales sobre su programa de armas nucleares, aunque ha insistido en mantener diálogos primero con Estados Unidos.