La banda terrorista ETA ha sufrido este fin de semana un duro golpe policial por el que han sido detenidos, en 24 horas, tres etarras, dos de ellos pertenecientes al aparato militar de la organización, y han sido localizados varios zulos con diverso material para fabricar bombas.

De los tres detenidos, dos lo han sido este domingo en Francia. Se trata, según han confirmado a 20minutos.es fuentes de la investigación, de Iurgi Mendinueta Mintegi, hombre de confianza del antiguo jefe del aparato militar de ETA Txeroki y  'número 2', y de Joanes Larretxea Mendiola, cuya fotografía fue difundida en los últimos atentados de la banda en Burgos y Mallorca.

Según fuentes de la investigación que se ocupan del caso, las detenciones de sábado y domingo no están relacionadas

Ambos etarras han sido capturados cuando viajaban en un coche -de marca Peugeot 307- con matrículas dobladas cerca de la localidad de Montpellier y que portaban armas y documentación falsa. Los dos presuntos integrantes de la banda se dirigía a un zulo, donde la policía ha encontrado placas dobladas y una troqueladora.

Apenas 24 horas antes, el sábado, fue detenido también en Francia Ibai Suescun González, que había acudido con una herida de bala en la mano (accidentalmente producida por él mismo) a un hospital de la localidad de Lescun. Según las mismas fuentes de la lucha antiterrorista, las detenciones de este domingo y las del sábado no están relacionadas.

Localizados dos zulos de la banda

Además de las detenciones, la Policía ha descubierto a lo largo del fin de semana dos zulos de la banda, uno en Montpellier -donde han sido detenidos los dos etarras y que contenía una troqueladora, matrículas y algunos detonadores- y otro en Alicante.

El zulo de Alicante fue localizado por un senderista, en un camino rural situado a la derecha de la carretera que une Confrides con Alcoi. La parte visible del zulo quedó a la vista por las lluvias caídas en los últimos días.

En el interior había seis temporizadores con el anagrama de ETA, 10 detonadores y cuatro comprobadores de circuitos además de 10 kilogramos de amonal o amosal. La Guardia Civil no ha hallado ningún otro zulo en las inmediaciones y ha dado por concluidas las labores de rastreo en la zona.