Se publican imágenes del tsunami de Samoa, captadas por una cámara del FBI

  • El vídeo muestra el momento en el que una ola de 4 a 6 metros arrasa las costas de la Samoa Americana.
  • Las imágenes fueron captadas por una de las cámaras de la oficina del FBI, situada a 100 metros de la playa.
  • La cifra de fallecidos asciende a 184, según los últimos datos.
  • Samoa Occidental fue la región más afectada.

Las imágenes captadas por una cámara de vigilancia situada en el segundo piso de la oficina del FBI, en la Samoa estadounidense, muestran la magnitud del tsunami que el pasado 30 de septiembre azotó las costas de Samoa.

La cámara grabó el momento en el que una ola de entre cuatro a seis metros barrió las costas de Pago Pago, llevándose por delante todos los vehículos estacionados en los alrededores de la oficina, situada a unos 100 metros de la playa.

Después de esta primera ola, llegarían otras tres más. Samoa occidental fue la región más afectada, con una cifra de muertes que alcanza las 143; en la Samoa estadounidense son 32 las personas fallecidas y en Tonga se han contabilizado nueve muertes.

Según datos de la Cruz Roja samoana, el número de damnificados asciende a 32.000, de los que unos 3.000 han perdido sus hogares.

Después del primer seísmo de 7,9 grados en la escala abierta de Richter, según la medición del Instituto Geológico de Estados Unidos, que desencadenó el tsunami, la región fue sacudida por varias decenas de réplicas superiores a los cinco grados.

Cerca del 90 % de las casas de la isla de Taputapu, en donde moraban en torno a un millar de personas, fueron destruidas por la ola gigante.

Luto nacional en Samoa

El pasado viernes 9 de octubre fue considerado día de luto nacional, y Samoa se paralizó para honrar en actos oficiales a las 143 víctimas mortales del tsunami, que además mató a 32 personas en la Samoa estadounidense y otras nueve en Tonga, según las últimas informaciones de los medios australianos.

Entre 3.000 y 4.000 personas asistieron a la ceremonia que se organizó en Apia Park Stadium, en la capital del país, Apia, donde se leyeron en alto los nombres de los muertos al tiempo que varios niños hacían ofrendas florales.

El primer ministro samoano, Tuilaepa Sailele, leyó un emotivo discurso en el que elogió la resistencia a las adversidades del pueblo de Samoa, y después intervinieron distintos dirigentes religiosos.

Concluido el acto, los asistentes se trasladaron al vecino cementerio de Taifagata, donde fueron sepultados en un lugar especial, que contendrá un monumento conmemorativo, los restos de once víctimas mortales que nadie ha reclamado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento