Imputados tres examinadores por fraude en la obtención de carnés de conducir

  • Daban trato de favor a algunas autoescuelas a cambio de regalos.
  • Entre los detenidos por el caso había personas que se hacían pasar por los aspirantes así como otras vinculadas con autoescuelas.
  • Se trata de la segunda parte de una operación policial contra el fraude y la corrupción por la que el pasado julio ya se detuvo a 26 personas.
Un carné de conducir.
Un carné de conducir.

La Guardia Civil ha imputado por los delitos de cohecho y tráfico de influencias a tres examinadores de la Jefatura de Tráfico de Sevilla que permitían la obtención fraudulenta de carnés de conducir gracias al trato de favor con algunas autoescuelas que les daban regalos.

Estas imputaciones se enmarcan en la segunda parte de la denominada operación Volante, cuya primera parte concluyó en julio pasado con la detención de 26 personas, según ha informado este sábado la Guardia Civil.

Entre los detenidos había personas que se hacían pasar por los aspirantes así como otras vinculadas con autoescuelas. Para conceder los permisos fraudulentos, captaban a personas de bajo nivel cultural que se acercaban a las autoescuelas con la intención de obtener el carné de conducir.

Una vez allí, los captadores de la organización les pedían de 3.000 a 6.000 euros por sacar el examen teórico. Para ello, al aspirante se le solicitaba el Documento Nacional de Identidad y se falsificaba con una foto de la persona que realmente se examinaba.

Este documento falso era de muy buena calidad y la organización también cobraba por cada uno de los que hacía, según la Guardia Civil. Posteriormente, se presentaba al examen la persona de la foto, y si aprobaba le pagaban una importante cantidad de dinero, que la Guardia Civil no precisa, y en caso contrario no se pagaba.

Para poder culminar este operativo, la Guardia Civil ha calificado como "determinante" la plena colaboración que han tenido de la Jefatura de Tráfico de Sevilla.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento