Elizabeth Taylor superó con éxito la intervención de corazón a la que fue sometida esta semana, según informó la propia actriz a través de su perfil en la red social de internet Twitter.

"Queridos amigos, todo ha ido perfectamente bien (...) Gracias por vuestras oraciones y buenos deseos", ha escrito la actriz de 77 años.

La actriz se sometió a una técnica experimental llama 'mitraclip' Al parecer, Taylor no ha necesitado someterse a una operación de cirugía cardiovascular, ya que la insuficiencia coronaria que padecía pudo ser solucionada con una técnica experimental que se denomina mitraclip y mediante un cateterismo.

Entre 2008 y 2009, Taylor ingreso varias veces en un hospital de Los Ángeles para someterse a revisiones y controles médicos, el último el 15 de julio.

Además de sufrir de diversas neumonías, la actriz ha superado en los últimos años problemas de espalda, diversas operaciones de cadera e, incluso, un tumor benigno en el cerebro que le fue extirpado en 1997.

Una lista a la que hay que añadir un pasado de abusos de alcohol y drogas.