El juzgado de instrucción de guardia ha decretado el ingreso en prisión sin fianza del 'segundo violador del Eixample', Alejandro Martínez Singul, por los delitos de intento de agresión sexual y de robo con violencia e intimidación a una niña de 12 años a la que presuntamente trató de violar el pasado 1 de octubre.
El juzgado de instrucción número 18 de Barcelona será el encargado del caso a partir de ahora Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el juez Joaquín Aguirre ha acordado el ingreso en prisión preventiva del detenido, tal y como solicitaba la fiscalía. En su declaración, Singul ha negado haber intentado agredir sexualmente a la niña, hecho por el que fue detenido el pasado miércoles por los Mossos d'Esquadra, y ha asegurado que no se encontraba en el lugar de los hechos y que no conocía a la víctima.

Martínez Singul ha declarado durante diez minutos ante el juez y, tras su comparecencia, su abogado defensor de oficio, José Luis Pérez, ha explicado que su cliente no ha reconocido la acusación de intento de agresión sexual y ha asegurado que no se encontraba en el lugar de los hechos que se le imputan.

Pérez ha señalado que Martínez Singul "está muy tranquilo y seguro" de su inocencia, aunque con cierta inquietud "dados sus antecedentes penales". Los hechos que se le imputan a Martínez Singul ocurrieron el pasado 1 de octubre cuando estuvo siguiendo presuntamente a la menor hasta su casa desde una calle del Eixample y, tras entrar en el edificio donde vive, se metió con ella en el ascensor, donde le exigió que le entregase los objetos de valor que llevara y, seguidamente, que se bajara los pantalones, según la Fiscalía.

Está muy tranquilo y seguro de su inocencia En ese momento, se oyeron unos ruidos en el portal del edificio y el "segundo violador del Eixample" decidió salir del ascensor, lo que la niña aprovechó para subir en el mismo hasta su domicilio y refugiarse en su casa. La niña identificó, según la Fiscalía, a Martínez Singul en una fotografía. El juzgado de instrucción número 18 de Barcelona será el encargado del caso a partir de ahora.

El segundo violador del Eixample, que fue condenado en 1992 a 65 años de prisión por 14 agresiones sexuales, quedó libre en mayo de 2007 tras cumplir 16 años de la pena.

Cuando salió en libertad, fuentes penitenciarias aseguraron que su rehabilitación no estaba garantizada ya que se sometió sin éxito al programa de rehabilitación de delincuentes sexuales. Unos meses después, lo condenaron por mostrar los genitales a una niña  de Perpiñán (Francia).

Consulta aquí más noticias de Barcelona.