Una de cada tres mujeres sobrevive con un contrato temporal

El número de empleados que no disfrutan de una situación laboral estable se ha duplicado en siete años, según UGT.
Documentalista, auxiliar administrativa, secretaria, grabadora de datos y teleoperadora. Éste es el extenso curriculum que Vanessa Gil, de 28 años, ha atesorado en los últimos cinco. «Nunca en mi vida he tenido un contrato indefinido, y el tiempo máximo que he estado en una empresa ha sido un año y medio», explica esta licenciada en periodismo que ahora trabaja en una productora.

El de Vanessa no es un caso aislado. En la Comunidad hay 725.600 personas que, como ella, no disfrutan de una estabilidad laboral, según denunció ayer UGT. Hace siete años, esta cifra era de 348.600: menos de la mitad.

Cada vez menos indefinidos. El porcentaje de trabajadores temporales en la región es hoy del 28,7%, frente al 19% de 1999. En ese mismo periodo de tiempo, la proporción de contratos indefinidos ha caído diez puntos: del 81,2% al 71,3%. La temporalidad ha subido tanto en el sector privado como en el público y afecta a todo tipo de empleados, no sólo a los jóvenes recién incorporados al mundo laboral.

Las mujeres se llevan la peor parte (una de cada tres trabajadoras es temporal; uno de cada cuatro en el caso de los hombres), pero ellos también sufren esta situación:  «En mi última empresa, dedicada al embalaje de cartón, primero me hicieron un contrato por horas, luego otro de un año y, finalmente, firmé por obra», explica José María García, de 33 años.

Aunque la tasa de temporalidad madrileña está por debajo de la nacional (33,3%), «esta última se mantiene estable, mientras que la regional no para de crecer», según UGT. En Europa el empleo es  más estable, ya que la temporalidad media es del 12,8%.

Virtudes, 23 años

Mañana se le acaba su último trabajo: captar gente para un estudio de mercado. Entre marzo y octubre, esta alumna de magisterio musical ha tenido cuatro empleos diferentes: «Siempre tengo que andar con el cinturón apretado».

P.O., 23 años

No desea mostar su rostro. Lleva cuatro años de teleoperadora en la misma empresa, pero sin contrato fijo. «Cobro 680 1 por 30 horas; no logro que me aumenten la jornada. No ser indefinida desmotiva mucho».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento