Construidas y sin habitar, quizá sean uno de los mejores retratos de la crisis económica. 22.700 viviendas nuevas están a la espera de un comprador en la provincia de Málaga.

El dato, correspondiente a julio de este año, proviene de las cifras que publican los ministerios de Vivienda y Fomento, así como el Instituto Nacional de Estadística. La Asociación de Constructores y Promotores (ACP) en Málaga hace cálculos similares.

Málaga es la provincia andaluza en la que existen más viviendas nuevas a la espera de comprador, a pesar de que no es la más poblada. En Sevilla hay unas 20.000.

El consejero de Vivienda, Juan Espadas, se muestra sorprendido por el hecho de que los promotores hayan registrado en la Consejería «un número bajo» de viviendas para ofrecerlas a precios asequibles como VPO. «O no tienen interés en vender» y prefieren que el precio suba «o no nos manifiestan una necesidad de apoyo».

El presidente de ACP, José Prado, contesta que muchos de los inmuebles no pueden calificarse como vivienda protegida porque no cumplen los requisitos que ha establecido la Junta, como que "las casas tengan más de 83 m2 o que dispongan de lavadero".

Se calcula que en la región hay más de 100.000 casas recién construidas y sin comprador. Unas 70.000 han aflorado tras ser inscritas en el registro abierto por la Junta para conocer el tamaño del problema y acordar con los bancos incentivos económicos.

El precio baja al nivel de 2005

José Prado afirma que el importe de las viviendas nuevas se ha reducido entre un 15 y un 20% de media, lo que sitúa los precios al nivel de 2005.

«En años anteriores había una demanda de 45.000 casas al año. Actualmente las 20.000 que existen corresponden a la demanda natural de la provincia: familias nuevas, matrimonios, divorcios... Otras 15.000 eran de gente de fuera que establecía aquí su segunda residencia».

Consulta aquí más noticias de Málaga.