Berlusconi, en su primera conferencia de prensa desde que el Tribunal Constitucional italiano le despojó de la inmunidad para ser procesado y abrió el camino para la reanudación de juicios de corrupción en su contra, también dijo que es el hombre más perseguido por los jueces 'en toda la historia del mundo'.

Ante la pregunta de un periodista estadounidense sobre los llamamientos de sus críticos para que renuncie a su cargo debido a que sus problemas personales y legales dañan la imagen internacional de Italia, Berlusconi respondió de forma inusualmente calmada que 'la realidad es completamente lo opuesto'.

'En mi opinión y, no sólo en la mía, soy el mejor primer ministro que podamos encontrar hoy en día', aseguró.

Los partidos opositores más pequeños y algunos editoriales en publicaciones extranjeras, incluyendo el Financial Times del viernes, han pedido la renuncia del político de 73 años.

En un fuerte revés para el primer ministro, el Constitucional determinó el miércoles que la ley que le garantiza inmunidad de ser procesado mientras está en el poder viola la Constitución.

Su abogado dijo que dos juicios en su contra podrían reanudarse en dos o tres meses, pero que confiaba en que sería exonerado.

Los comentarios de Berlusconi acerca de ser el único hombre adecuado para el cargo también parecieron ser un mensaje para aquellos dentro de su bloque de centroderecha que estarían buscando a un sucesor en Gianfranco Fini, presidente de la Cámara Baja y segundo líder más importante de centroderecha.

En la conferencia de prensa, Berlusconi repitió su afirmación de que es el mejor primer ministro en la historia italiana, pero fue más allá al discutir sus problemas legales.

'Soy, sin duda, la persona que ha sido más perseguida por jueces en todos los tiempos, en toda la historia del mundo y en la historia de la humanidad', aseguró.