Ambos deportes se añadieron al programa para los juegos de verano después de que los miembros del COI votaran en una sesión en Copenhague.

El golf fue disciplina olímpica por última vez en 1904, mientras que el rugby se retiró del programa olímpico después de los Juegos de 1924 en París.