'No vamos a asistir a la reunión de los gobiernos', dijo el portavoz para añadir que Sebastián sí se reunirá en cambio mañana en Berlín con el presidente Magna, Sigfried Wolf.

'Sí se va a reunión con el presidente de Magna', dijo.

El gobierno español se ha manifestado frontalmente en contra de la compra de Opel por parte de Magna y su socio ruso Sberbank, que tienen previsto adquirir el 55 por ciento del fabricante de coches alemán en una operación que requerirá miles de pérdidas de empleo en Europa.

Opel cuenta con una planta en la localidad zaragozana de Figueruelas que emplea a 7.500 personas. El pasado lunes, el grupo planteó una reducción en los planes de despido inicialmente previstos que, según las negociaciones actuales, afectarían a 1.300 trabajadores.