Un francés y 2 estadounidenses ganan el premio Nobel de Química
Reuters Reuters

La Real Academia Sueca de las Ciencias los premió con 10 millones de coronas suecas, alrededor de un millón de euros, por su trabajo en la metátesis, donde las moléculas 'bailan y cambian de compañeros' para crear nuevas moléculas.

'Hemos demostrado cómo hacer catalizadores para esta reacción, ahora la química orgánica puede usar esta reacción para muchos fines, por ejemplo, para fabricar productos farmacéuticos', dijo Schrock a Reuters por teléfono desde su casa en Massachusetts.

Describiendo el premio como 'muy significativo', Schrock bromeó al decir que 'podrá comprar una botella de vino para celebrar, una botella que era muy costosa hasta ahora'.

Grubbs, quien se encontraba pronunciando una conferencia en Nueva Zelanda, dijo que la noticia 'todavía se está asimilando. Probablemente me tomaré un par de copas e intente dormir un poco'.

El trío sentó las bases para investigaciones que podrían derivar en la fabricación de productos farmacéuticos para tratar enfermedades como el Alzheimer, el síndrome de Down, el sida y el cáncer, según la Academia, y que también podrían emplearse en la producción de alimentos, químicos y plásticos.

'La imaginación pronto será el único límite para lo que las moléculas pueden construir', afirmó la Academia, citando a la metátesis como 'un ejemplo de lo importante que son las ciencias básicas aplicadas para el beneficio del hombre, la sociedad y el medio ambiente'.

La metátesis, que significa 'lugares cambiantes', se refiere a la reorganización de grupos de átomos de carbono que forman los bloques que construyen toda la vida orgánica en la tierra.

Chauvin, de 74 años, quien trabaja en el Instituto de Petróleo de Francia, formuló la 'receta' para la metátesis en 1971.

Schrock, de 60 años, quien trabaja en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, y Grubbs, de 63 años, del Instituto de Tecnología de California, desarrollaron catalizadores más efectivos y estables con los que reproducir la reacción.

/Por Simon Johnson/.*.