Los sindicatos recuerdan que 200 millones de personas podrían caer en la pobreza

  • Han reivindicado los derechos laborales de los trabajadores en la Jornada Mundial del Trabajo Decente.
  • Reprochan a la CEOE la ruptura del diálogo social.
  • Reclaman la aplicación urgente del Pacto Mundial por el Empleo.
Movilización sindical en Madrid con motivo del Día Mundial por el Trabajo Decente.
Movilización sindical en Madrid con motivo del Día Mundial por el Trabajo Decente.
EFE

Los sindicatos CC OO y UGT han salido a la calle en las principales ciudades españolas para reivindicar los derechos laborales en la segunda Jornada Mundial por el Trabajo Decente, convocada por la Confederación Sindical Internacional (CSI), cuyas centrales sindicales suman 170 millones de afiliados en todo el mundo.

Los sindicatos recuerdan que, según estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo, la crisis económica actual puede llevar a la destrucción de más de 50 millones de empleos y "arrojar a la pobreza severa a 200 millones de personas", por lo que consideran que la lucha por la universalización del Trabajo Decente pasa por la exigencia de políticas que permitan enfrentarse a la situación.

Así, la CSI, CC OO y UGT exigen a los gobiernos del G-20 que los planes de estímulo de la demanda pongan a los programas específicos de creación de empleo como la principal prioridad junto con la ampliación de protección a los desempleados. Por ello, reclaman "la implementación urgente" del Pacto Mundial por el Empleo, aprobado en junio.

Regulación del sistema financiero

A su juicio, una regulación del sistema financiero internacional "exigente", que establezca órganos de supervisión y control nacionales y supranacionales, resulta "imprescindible" para que las causas del actual crisis no vuelvan a repetirse. En este sentido, quieren que esta regulación suponga el fin de los paraísos fiscales, normas que limiten las retribuciones abusivas de los directivos y que implante un impuesto universal en las transacciones financieras.

También critican la posición de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), que, en su opinión, es "intransigente y maximalista" y ha provocado la ruptura del diálogo social, paralizado la negociación colectiva y estancando la situación de numerosos convenios colectivos que afectan cientos de miles de trabajadores.

Así, exigen el desbloqueo de la negociación para no incurrir en "mayores pérdidas de poder adquisitivo", así como la voluntad y disposición a incluir en la próxima negociación de 2010 y 2011 medidas que limiten la temporalidad y aumenten la estabilidad en el empleo, la negociación de los ERE en las empresas con dificultades y medidas que fomenten la igualdad, la formación y la seguridad laboral.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento