La partida de los presupuestos generales de 2010 destinada a la Casa Real se ha convertido en protagonista en el diario francés Le Monde. Y es que el rotativo galo no se ha tomado muy en serio la congelación del presupuesto destinado a los gastos de la Casa Real española, que en 2010 se mantendrán en 8,90 millones de euros, exactamente la misma cantidad que se dispuso para afrontar 2009. Se trata de la primera congelación en España de la asignación constitucional dedicada a este fin.

¿Viajarán Juan Carlos y su familia en aerolíneas de bajo coste? El editorialista Jean-Jacques Bozonnet es el responsable del satírico artículo 'Viajen como reyes' en el que se ironiza con los gastos de la Familia Real Española. "En un país devastado por una recesión más fuerte que la de sus vecinos, donde casi uno de cada cinco ciudadanos está en paro, no está bien parecer privilegiado (...) salvo que se juegue en el Santiago Bernabéu", dice Le Monde. "¿Viajarán Juan Carlos y su familia en aerolíneas de bajo coste?", se pregunta Bozonnet, en alusión a las imágenes en las que veía a la Reina Sofía embarcando en un avión de una conocida compañía 'low cost'.

"Dinero de bolsillo"

El artículo subraya que en el presupuesto destinado a la Casa Real no se incluye el mantenimiento del Palacio de la Zarzuela ni de ninguno de los palacios reales, que "se sustentan a través de otras partidas", ni los viajes oficiales, "que son pagados por el ministerio de Asuntos Exteriores". Por ello, se califica la controvertida partida presupuestaria como "dinero de bolsillo".

Bozonnet concluye su crítica comparando los costes de diferentes monarquías europeas. Pone como ejemplo a la corona británica, cuyo mantenimiento se financia con 50 millones de euros, y a la Reina de los Países Bajos, a la que el Estado holandés dedica 4,2 millones de euros. Por último, destaca que "otros monarcas son responsables ante el uso del dinero público" y denuncia la "falta de transparencia" existente en España donde el Rey "es libre de utilizar su presupuesto según lo crea conveniente, sin pruebas".