Las obras del nuevo teatro Kursaal de Melilla se han paralizado tras el hallazgo de restos de huesos de humanos en el subsuelo durante la construcción de la cimentación de la edificación, según informó el consejero de Fomento del Gobierno melillense, Rafael Marín.

Marín indicó que actualmente sólo se realizan "labores menores" hasta que el juzgado que se ha hecho cargo de este asunto autorice que prosigan las obras por parte de la Ciudad Autónoma.  El titular de Fomento aseguró que nada más tener conocimiento de la localización de restos óseos bajo tierra se puso en marcha el protocolo existente para este tipo de casos, dando cuenta de lo sucedido a la Policía Nacional y a un arqueólogo.

Rafael Marín indicó que del análisis de los huesos hallados por los operarios, como un brazo y una mandíbula, se desprende que este hallazgo "carece de valor científico y policial", toda vez que se trata de huesos con antigüedad algo superior a los treinta años.

Consulta aquí más noticias de Melilla.