Quietos parados. Si bien en marzo pasado la Dirección General de Protección Civil anunció que iba a copiar a Cataluña, Comunidad Valenciana o Cantabria a la hora de cobrar el rescate a los ciudadanos que cometen imprudencias graves, Murcia no sólo no pondrá en marcha la iniciativa este año, sino que la cosa tiene pocos visos de salir adelante.

La versión oficial de la Comunidad Autónoma es que habrá que ver cómo lo hacen en las otras comunidades y estudiar la posibilidad de hacerlo aquí. Pero la Comunidad avisa: es muy difícil probar si un rescatado ha cometido o no una imprudencia, por lo que la puesta en marcha de esta ley queda totalmente en entredicho.

Ayer, precisamente, se presentó en Murcia ciudad el balance del Plan de Vigilancia y Rescate en Playas y Salvamento en la Mar durante el verano (Plan Copla 2009).

Los números copla

Actuaciones: 26.470, un incremento del 31% respecto a las 20.159 del año 2008.

Curas: Fueron 15.426, un 40,3% más que el año anterior. La mayor parte fueron por picaduras de animales e insectos, golpes, heridas, contusiones, insolaciones...

Información a ciudadanos: 10.388, un 20% más que en el verano anterior, cuando se contabilizaron 8.662.

Rescates: El número de rescates fue de 629 (un 31% más que en 2008), de los que 415 fueron personas y el resto embarcaciones o elementos flotantes.

En la playa: Hubo 27 atenciones a personas que sufrieron asfixia o paradas cardiorrespiratorias mientras se bañaban, tres más que en el año 2008, de las que siete fallecieron, cinco por causas naturales y dos por síndrome de inmersión. El año pasado, en cambio, los fallecidos fueron 10, cuatro de ellos por ahogamiento.

Por localidades: Por municipios, Cartagena fue donde se llevaron a cabo más servicios (13.056, un 49 % del total regional), seguido de San Javier (3.746), Los Alcázares (2.798), Mazarrón (2.517), San Pedro del Pinatar (2.131), Águilas (1.702), La Unión (479) y Lorca (41).

Hasta 2.500 euros en Cataluña

El pasado jueves entró en vigor en Cataluña la nueva medida de cobrar el rescate a aquellos que lo necesiten en zonas señaladas como peligrosas y sin llevar el equipo adecuado o que avisen a las emergencias sin motivo alguno.

Los rescatados en estas condiciones pueden afrontar el pago de hasta 2.500 euros, si bien este máximo sería en casos extremos como el de la aparición de medios aéreos como helicópteros de rescate.

Consulta aquí más noticias de Murcia.