La concejalía de Espacios Público y Mantenimiento de Tarragona ha iniciado la restauración de la barandilla del su emblemático Balcón del Mediterráneo, unas obras que se realizan por motivos de seguridad, según el alcalde de la ciudad, Josep Félix Ballesteros.

Las obras, que se harán en dos fases de 30 metros de barandilla cada una para evitar el cierre total de la zona, terminarán en marzo de 2010 y tienen un presupuesto de cerca de 229.000 euros.

Consistirán en la reposición de las piezas desgastadas, la consolidación de la base y el repintado de la estructura que data de 1890 y es un símbolo de Tarragona. El monarca Carlos IV la definió como el mejor balcón al mar y el presidente de la Primera República lo bautizó como el Balcón de la Mediterránea.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.