Cuatro de cada diez hogares cántabros subsiste con menos de 1.500 euros al mes

  • También ha llevado a un ajuste en el consumo y a una mayor pérdida de confianza en las instituciones y los políticos.
  • Para reducir gastos los hogares cántabros han introducido cambios en sus hábitos de consumo. Se come menos fuera de casa.

Cuatro de cada diez hogares cántabros subsiste con una renta de menos de 1.500 euros al mes (desquitados ya impuestos), cuando hace dos años sólo tres de cada diez hogares tenían una renta disponible inferior a ese nivel.

Éste es uno de los efectos de la crisis que se reflejan en la Encuesta Social de Cantabria 2009, elaborada por el Instituto Cántabro de Estadística (Icane) y presentada este martes en rueda de prensa por el consejero de Economía y Hacienda, Ángel Agudo, y el director del Icane, Juan Rodríguez Poo.

La encuesta, que se basa en 1.560 entrevistas realizadas entre los meses de mayo y julio, constata que el 24,7% de los hogares de la región vive con una renta de entre 1.000 y 1.500 euros mensuales, otro 13,3% se sitúa entre 600 y 1.000 euros y algo más de un 5% de hogares subsiste con menos de 600 euros de renta disponible al mes.

En cambio, un 20% alcanza entre 1.500 y 2.000 euros mensuales, casi un 21%o está entre 2.000 y 3.000 euros y más de un 10% tiene una renta de más de 3.000 euros al mes.

Comparado con la anterior encuesta, del año 2007, lo que se observa es una disminución de las rentas porque hace dos años el grupo más numeroso de hogares se concentraba en la franja de entre 2.000 y 3.000 euros (que suponía el 26,7% de los hogares) y ahora el grupo mayoritario (el 24,71% de los hogares) se encuentra entre 1.000 y 1.500 euros.

Menos gastos

Según Agudo, esto se está traduciendo también en un "ajuste" en el consumo, en parte motivado por el descenso de la inflación, pero también porque los hogares han reducido sus gastos no prioritarios. De hecho, destacó que la encuesta revela que en 2007 los hogares necesitaban una media de 2.210 euros para llegar a fin de mes, y este año la cifra se ha reducido a 2.139.

Para reducir gastos los hogares cántabros han introducido cambios en sus hábitos de consumo. Por ejemplo, ahora se come menos comida rápida y aumenta el consumo de verduras, lo cual, en palabras del consejero, denota que la gente come menos fuera de casa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento