Vacuna contra la gripe A
Hasta el momento en EE UU se han solicitado 1,3 millones de dosis de la vacuna contra la gripe A, que ha causado alrededor de 600 muertes en ese país. 20MINUTOS.ES

Los hospitales de Indiana y Tennessee han inaugurado este lunes la campaña de vacunación más masiva de la historia de Estados Unidos, en la que se distribuirán 250 millones de dosis para tratar de inocular contra la gripe A al menos a la mitad de su población.

Se distribuirán 250 millones de dosis para inocular la gripe A Las primeras dosis de la vacuna, todas ellas en forma de inhalador nasal, comenzaron a administrarse un día antes de lo previsto por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades del país (CDC), que en un principio calculaba que el primer suministro de 600.000 dosis estaría disponible a partir del martes. El Departamento de Salud de Estados Unidos coordinó la pasada semana el reparto de ese primer cargamento, procedente de cinco fabricantes distintos y repartido a los estados a través de un solo distribuidor.

Los primeros en vacunarse fueron los médicos, enfermeras y personal de emergencia de dos hospitales de Indiana y Tennessee, de acuerdo con las indicaciones del gobierno de inocular de forma prioritaria a los trabajadores de salud y los grupos con más riesgo de contagio.

Con estas primeras dosis, las autoridades sanitarias del país pusieron en marcha un complejo esquema preventivo en el que el gobierno ha invertido más de 2.000 millones de dólares. En total, a lo largo de esta semana, el gobierno espera garantizar el acceso gratuito de los ciudadanos a un máximo de 7 millones de vacunas, algunas de ellas en forma de inyección, según el CDC.

El objetivo es distribuir unos 20 millones de dosis semanales El objetivo de las autoridades es acelerar el ritmo de distribución a partir de la próxima semana, para sacar de los almacenes una media de 20 millones de dosis semanales y completar el reparto del suministro antes de que acabe el año.

Hasta el viernes, 47 estados y localidades habían encargado al gobierno más de 1,3 millones de dosis de la vacuna, para paliar una enfermedad que se ha extendido ya a todos los territorios del país y que ha causado alrededor de 600 muertes y 9.000 hospitalizaciones. La cantidad de recursos que el gobierno ha invertido en la campaña, cifrados en más de 2000 millones de dólares, y la rapidez con la que los laboratorios autorizados han concluido su trabajo han dividido a la población entre la expectación y la indecisión.

"Carrera contrarreloj"

Estados Unidos ha concluido la carrera contrarreloj para fabricar y distribuir la vacuna casi a la par que Australia y sólo por detrás de dos países: China, que estrenó su fórmula en los soldados y estudiantes a finales de septiembre, y el Reino Unido, que ha empezado a vacunar a un millar de niños.

Por su parte, la Unión Europea ya ha autorizado dos vacunas y está enviando las primeras remesas, que en España comenzarán a dispensarse a principios de noviembre, mientras que América Latina no recibirá las dosis iniciales hasta enero de 2010.