El Principado es la única comunidad que no ha subido al edad mínima exigida por ley para beber y comprar bebidas alcohólicas.Mientras que en el resto de España se exige tener 18, en Asturias con ser mayor de 16 ya es posible.

Por esta razón, el Fiscal antidroga de Asturias, José Perals, abogó ayer por subir de los 16 a los 18 años la edad mínima para el acceso a las bebidas alcohólicas al considerar que «es coherente» con la normativa vigente en el resto del Estado y con la Ley Antitabaco. Así se posicionó a favor de un cambio en la legislación autonómica. Su «opinión personal», no obstante, se fundamente en un «dictamen jurídico» y  no quiere «crear polémica» porque carece de «competencias» en materia política y legislativa. Perals, en compañía del Fiscal Superior de Asturias, Gerardo Herrero y del Fiscal del Tribunal Supremo Salvador Viada,entre otros, inauguró ayer el curso de formación de Fiscales en Gijón.

Tras conocer la opinión de Perals, desde el Consejo de la Juventud del Principado, su vocal de salud, Daniel Fidalgo se apresuró a recordar la reunión de la asamble de la institución, el pasado sábado. Tras el encuentro, y en representación de los jóvenes del Principado, «votamos en contra de aumentar la edad de consumo de alcohol a los 18 años» al entender que «una prohibición puede ser un acicate para que los más jóvenes incumplan la norma». «El botellón, en una zona expresamente ideada para ello no deja de ser una forma de expresión de la juventud», subrayó

Consulta aquí más noticias de Asturias.