El domingo, volvía con su madre y su hermana de La Rinconada. Cuando su coche pasaba cerca del Vacie, cuatro niños les lanzaron piedras. Una le impactó y le provocó fractura craneal, hematomas, cuatro puntos de sutura interior y 14 exterior. Su padre, Fernando Mayo, denunciará al Ayuntamiento por la «inseguridad» de la zona y su «dejadez» en la defensa de los intereses de «los que pagamos los impuestos».