Atentado Pakistan
Las Fuerzas de Seguridad evacúan el cadáver de uno de los tres trabajadores de la ONU muertos en un atentado en Islamabad (Pakistán). REUTERS

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha confirmado en un comunicado que tres trabajadores suyos han muerto en el atentado suicida perpetrado en unas oficinas de Naciones Unidas en una zona céntrica residencial de la capital, Islamabad.

En la nota, el Programa Mundial de Alimentos informa también de que entre los "varios heridos" que se han producido en el atentado hay dos que se encuentran en "estado grave".

Según informó una fuente policial, al menos tres personas -dos mujeres paquistaníes y un extranjero- murieron este lunes y otras siete resultaron heridas en el atentado suicida, registrado en torno a las 12.15 hora local cuando un suicida hizo estallar una carga explosiva de unos siete kilogramos.

Tragedia terrible

"Ésta es una tragedia terrible para el PMA y para la comunidad humanitaria en Pakistán", comenta el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos, Samir Abdulla, en una declaración hecha desde la sede de Roma.

"Nuestras más profundas condolencias van a la familia, amigos y colegas de los que han muerto o han sido heridos en este incidente. Éstas eran personas que trabajaban para ayudar a los pobres y a los vulnerables en la primera línea del hambre en Pakistán", añade.

El PMA informa de que ha suministrado ayuda alimenticia para unos dos millones de civiles paquistaníes desplazados por conflictos en la región del Valle de Swat.