El OIEA inspeccionará la nueva planta de enriquecimiento de uranio iraní este octubre

  • Lo ha dicho el director del Organismo Internacional de la Energía Atómica, Mohamad el Baradei, que está de visita oficial en Irán.
  • Seis días antes, responsables de Estados Unidos, Rusia y Francia se reunirán con colegas iraníes en Viena para tratar el tema.
Irán presiona de nuevo a la comunidad internacional con su incremento del potencial para producir armamento nuclear (FOTO: ARCHIVO)
Irán presiona de nuevo a la comunidad internacional con su incremento del potencial para producir armamento nuclear (FOTO: ARCHIVO)

Expertos del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) visitarán el próximo 25 de octubre la nueva planta de enriquecimiento de uranio que construye Irán, reveló este domingo el director general de esta agencia, Mohamad el Baradei.

Seis días antes, responsables de Estados Unidos, Rusia y Francia se reunirán con colegas iraníes en Viena para tratar la posibilidad de que Irán enriquezca uranio en el exterior, agregó El Baradei durante una rueda de prensa en Teherán, durante su visita oficial.

Se prevé que el principal tema de discusión de la visita que realiza el director de esta agencia sea la inspección a la planta de "Fordu", que expertos iraníes construyen desde hace meses bajo una colina cercana a la ciudad santa de Qom, a unos 150 kilómetros al suroeste de Teherán.

El proyecto salió a la luz pública el pasado 25 de septiembre envuelto en polémica, después de que el presidente estadounidense, Barack Obama, lo revelase y acusara a Irán de haber engañado al mundo al emprenderlo de forma clandestina.

No "actuó en secreto"

El régimen iraní insiste en que no ha actuado en secreto ya que informó por carta al OIEA el 21 de septiembre, escasos cuatro días antes de la intervención del mandatario norteamericano. Hoy, su colega iraní, el ultraconservador, Mahmud Ahmadineyad, volvió a reiterar que Obama cometió "un error de bulto" con su declaración y que Irán no ha ocultado nada.

Sin embargo, días atrás, El-Baradei apoyó al tesis de occidente al afirmar que Irán debería haber informado de su proyecto en el momento en que decidió poner la primera piedra. El régimen de Teherán insiste, no obstante, en que, según su interpretación del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP), no tenía obligación de informar hasta seis meses antes de que la planta sea alimentada con combustible atómico.

Obama, secundado por su colega galo, Nicolás Sarkozy, y el primer ministro británico, Gordon Brown, exigieron a Irán que abriera la nueva instalación a los inspectores, demanda que también apoyaron Rusia y China.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento