La Guardia Civil de Murcia ha liberado a una menor, de nacionalidad búlgara, a la que se le obligaba a ejercer la prostitución. Para ello, fue víctima de coacciones, amenazas, lesiones y agresiones sexuales por parte de otras personas relacionadas con el presunto proxeneta, detenido en esta operación policial contra la prostitución en la localidad de Jumilla.

No se descartan nuevas actuaciones y detenciones Las investigaciones se iniciaron a mediados del pasado mes de septiembre, cuando se tuvo conocimiento de que una persona, menor de edad, estaba siendo obligada a ejercer la prostitución.

Así, y tras identificar plenamente al supuesto proxeneta, se establecieron varios dispositivos de búsqueda coordinados con agentes de la Policía Local que permitieron el pasado miércoles la localización del individuo, al que se le detuvo y fue puesto a disposición judicial.

Hasta el momento ha sido detenido E.A.M., de 32 años y nacionalidad búlgara, como supuesto autor de un delito relativo a la prostitución. No obstante, las investigaciones continúan abiertas, ya que hay más personas implicadas en este grave suceso y no se descartan nuevas actuaciones y detenciones.

La víctima ha quedado acogida en el Centro de Protección de Menores de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, informó el Instituto Armado en un comunicado. La investigación ha sido llevada a cabo por los agentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Murcia, bajo la dirección del Juzgado de Instrucción número 2 de Jumilla.

Consulta aquí más noticias de Murcia.