Si falla el alumbrado en su calle por que algún desalmado ha reventado una farola, o simplemente se ha fundido la bombilla, ahora podrá llamar por teléfono al Ayuntamiento y en el plazo de 48 horas lo arreglarán. Este nuevo servicio entrará en servicio en breve, al igual que el tele-bache, de idéntico funcionamiento, para socavones y deterioro de las calles y aceras en la ciudad.

El número para las llamadas –todavía por determinar– va a ser uno de los más marcados, con toda seguridad, porque el mantenimiento del alumbrado público se ha convertido en el que más trabajo tiene. En lo que va de año, se han realizado ya 3.923 reparaciones, desde reponer piezas fundidas, hasta averías en la red o renovación en las instalaciones municipales, según informaron ayer desde la Concejalía de Atención Urbana, que dirige Andrés Llorens.

Gamberradas frecuentes

La Junta Local de Gobierno aprueba este tele-farola el próximo lunes, con una dotación de fondos de 1,3 millones de euros para lo que resta de año, 2010 y 2011, contratado a una empresa. En el caso de las reparaciones de baches, costará 1,6 millones y ya está en proceso de licitación.

Aparte del deterioro por el simple uso, se producen con frecuencia gamberradas y destrozos en el alumbrado, como atestigua el personal de limpieza de la empresa Inusa, al encontrarse con farolas rotas y hasta volcadas.

El Plan Confianza (fondos de la Generalitat) tendrá entre sus prioridades mejorar la red de aguas pluviales en la calle Olimpo y adyacentes, en La Albufereta, una de las zonas más afectadas por las recientes lluvias. Con 3,2 millones de euros de inversión, es la segunda más importante, tras la construcción del colegio San Roque (3,3 millones). Entre los 10 proyectos, está la renovación de ascensores del Castillo y la adecuación de la pasarela al Postiguet.

Consulta aquí más noticias de Alicante.