El presidente, que voló durante la noche desde Washington y se dirigió directamente a la sesión del Comité Olímpico Internacional, hizo hincapié en que Chicago es el lugar que su mujer y él consideran su hogar.

El COI elegirá entre Chicago, Madrid, Río de Janeiro y Tokio en una votación que se llevará a cabo tras un día de presentaciones de las cuatro ciudades candidatas.

'Vengo aquí hoy como un apasionado seguidor de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, como un creyente convencido en el movimiento que representan y un orgulloso ciudadano de Chicago', dijo Obama al comenzar su intervención.

'Pero por encima de todo, vengo como un representante con fe del pueblo americano y deseamos recibir al mundo en la orilla del lago Michigan y el corazón de nuestra nación en 2016'.

Obama dijo que había vivido y trabajado en muchos lugares del mundo. 'Luego fui a Chicago. Y en las calles de Chicago, trabajé junto a hombres y mujeres que eran negros y blancos, latinos y asiáticos, personas de todas las clases, nacionalidades y religiones'.

'Vine a descubrir que Chicago es la más americana de las ciudades americanas pero una en la que los ciudadanos de 130 naciones viven en una gran variedad de vecindarios característicos'.

Obama, el primer presidente de EEUU en activo que se dirige al COI, dijo: 'He venido aquí hoy a instarles que elijan Chicago por la misma razón por la que yo elegí Chicago hace casi 25 años, la razón por la que me enamoré de la ciudad que aún llamo mi hogar.

'Y no es sólo porque es donde conocí a la mujer que acaban de escuchar, aunque después de llegar a conocerla esta semana, estoy seguro de que todos coincidirán conmigo en que es una de las bazas más atractivas para vender la ciudad'.

La primera dama lleva dos días en la capital danesa haciendo 'lobby' entre los miembros del COI para asegurarse sus votos.

El presidente estadounidense concluyó diciendo: 'Les insto a elegir Chicago. Les insto a elegir América. Y si lo hacen, caminaremos juntos este camino, y luego les prometo: La ciudad de Chicago y los Estados Unidos de América harán que el mundo esté orgulloso'.

Michelle Obama, vestida totalmente de amarillo, intervino antes que su marido y habló con pasión al recordar sentarse en las rodillas de su padre cuando era niña para ver e inspirarse en los Juegos Olímpicos y la actuación de las gimnastas Olga Korbut y Nadia Comaneci y el atleta Carl Lewis.

Después dijo que su padre, ya fallecido, que sufría esclerosis múltiple, hubiera estado orgulloso de ver unas Olimpiadas y Paralimpiadas en Chicago.

'Nunca dejó de jugar con nosotros. Se negó a que diéramos por sentado nuestras capacidades (...) nos enseñó a lanzar una pelota y (...) a hacerlo mejor que cualquier otro niño de nuestro vecindario', dijo la primera dama.

'Nos enseñó las normas fundamentales del deporte, a participar con honor, dignidad y juego limpio. Mi padre fue mi héroe y cuando pienso en lo que pueden significar estos Juegos para las personas, pienso en personas como mi padre, personas que cualesquiera que sean sus problemas, nunca pasarían, trabajarían más duro, nunca abandonarían'.

Los vídeos de Chicago y las presentaciones de apoyo hicieron hincapié en la ubicación de Chicago junto al lago Michigan, su arquitectura y monumentos y el espíritu de compañerismo.

Otros ponentes de la candidatura de Chicago, como el alcalde Richard Daley, aseguraron al COI que Chicago sería un socio perfecto para albergar 'tus Juegos'.