Referendum Irlanda
Referendum Irlanda para votar el Tratado de Lisboa. REUTERS

La Unión Europea sigue pendiente del resultado del referéndum irlandés sobre la ratificación del Tratado de Lisboa y con la esperanza de que el electorado de la isla acepte por fin el texto comunitario, como predicen las encuestas. Al cierre de los colegios electorales, a las 23.00 hora peninsular española de este viernes, la afluencia a las urnas se situaba en torno al 50%, según estimaciones del rotativo The Irish Times. El recuento de los sufragios comenzará este sábado a las 08.00 h.

Algo más de tres millones de irlandeses estaban llamados a las urnas Aunque durante la mañana se irán conociendo resultados de algunos distritos electorales, lo que siempre es una buena indicación sobre el signo final, el veredicto final no se anunciarán hasta media tarde, en el Castillo de Dublín.

La abstención, apuntan los expertos, es el principal enemigo de los partidarios del texto comunitario, que en las encuestas, no obstante, han superado con holgura a los detractores durante toda la campaña. Otro 'no' de Irlanda, como el registrado en la consulta de junio de 2008, volvería a paralizar el proceso de reforma de las instituciones de una Unión ampliada diseñado en el documento.

También suministraría munición a los otros dos países que aún se resisten a aceptar el Tratado, Polonia y la República Checa, que sostienen que es papel mojado desde el rechazo irlandés del pasado año.

Para España, otro revés en la isla, donde poco más de tres millones de votantes tienen derecho a decidir sobre un asunto que afecta a casi 500 millones de europeos, significaría un cambio de planes de cara al comienzo, el próximo 1 de enero, de su turno al frente de la presidencia de la UE.

Últimas encuestas

El Gobierno y sus aliados durante la campaña del referéndum -los principales partidos de la oposición, los sindicatos mayoritarios y la patronal, entre otros-, confían en que el electorado acuda en masa a depositar su voto.

Las últimas encuestas indican que el número de indecisos es ahora menor que en el anterior referéndum Según los expertos, un alto índice de abstención beneficia, en principio, a los detractores del documento -representados por el Sinn Fein y grupos pacifistas, izquierdistas, neoliberales y ultra católicos, ya que éstos provienen de asociaciones minoritarias que, normalmente, movilizan a gran parte de su electorado.

Las últimas encuestas también indican que el número de indecisos es ahora menor que en el anterior referéndum, cuando la mayoría de los que respondieron "no sabe, no contesta" en los sondeos decidieron al final respaldar a los opositores del texto.

Por el contrario, el porcentaje de apoyo oscila en esta ocasión entre el 48 y el 68%, mientras que el de los detractores se sitúa entre el 17 y 33%.