Eyaculación precoz
La eyaculación precoz puede afectar hasta a un 30% de los varones de entre 20 y 40 años. ARCHIVO

Tres de cada diez hombres del mundo occidental sufren eyaculación precoz, según los datos presentados por la Fundación Puigvert, centro que ha incrementado en un 300% las consultas por esta disfunción sexual en los últimos cinco años, y que en el 2008 atendió 1.350 consultas por este problema.

La eyaculación precoz, o prematura, como se denomina últimamente, es aquella que se produce sin control voluntario antes de un minuto de la penetración vaginal, y que provoca ansiedad en el paciente o en su pareja.

Según ha explicado el doctor Antonio Fernández Lozano, del Servicio de Andrología de la Fundación y responsable de este tipo de disfunciones, un 89% de los hombres que tienen eyaculación precoz la experimentan antes o durante el minuto posterior a la penetración.

Cambio de concepto

Fernández Lozano ha explicado además que los especialistas quieren que actualmente se cambie el concepto de eyaculación precoz por eyaculación prematura, porque tiene una connotación menos agresiva.

Se considera que hay varios tipos de eyaculación prematura, la que se sufre en todas las ocasiones, y la adquirida, que afecta a los hombres sólo en ciertas circunstancias y en las que intervienen factores de ansiedad por el miedo del individuo a no ser suficientemente atractivo con una nueva pareja, tras una relación frustrada.

En estas jornada se ha destacado que aunque el factor psicológico puede ser uno de los causantes de la eyaculación prematura, en los últimos tiempos va tomando fuerza la hipótesis de un origen genético o biológico, relacionado con los neurotransmisores y los neurorreceptores serotinérgicos.