Más de cincuenta albinos fueron asesinados en los dos últimos años en Tanzania

  • Sus extremidades se venden en el mercado negro por unos 2.050 euros.
  • Se cree que beber su sangre favorece la salud.
  • En Tanzania hay unas 170.000 personas albinas.
Tres hermanos albinos posan con su madre y sus otros dos hermanos de sangre negros, en una imagen de archivo.
Tres hermanos albinos posan con su madre y sus otros dos hermanos de sangre negros, en una imagen de archivo.
REUTERS

Ser albino en Tanzania supone un gran peligro. Un total de 53 albinos, incluidos niños, fueron asesinados en los dos últimos años en este país, donde sus extremidades se venden por 3.000 dólares (unos 2.050 euros) en el mercado negro y sirven para elaborar "pociones mágicas", denunció este miércoles la ONG Under The Same Sun.

"La situación está cada vez peor. Las personas albinas son asesinadas porque existe la creencia de que beber su sangre favorece la salud y te hace más poderoso", afirmó el portavoz de la organización, Paul Ash.

"Es un negocio que mueve mucho dinero y es muy lucrativo. Los compradores deben ser políticos y hombres de negocios", apuntó el portavoz, quien explicó que el precio que alcanzan sus extremidades no lo podría pagar ningún ciudadano medio de Tanzania.

Tampoco los menores albinos se libran del peligro. "Conocimos el caso de Miriam, una niña de 5 años. Estaba una noche durmiendo cuando cuatro hombres armados con cuchillos entraron en su casa y le amputaron los brazos y las piernas mientras aún seguía con vida", denunció Ash.

El portavoz pidió a la ONU y a la comunidad internacional que exijan a Tanzania, donde viven unas 170.000 personas albinas, mayor celeridad en la celebración de los juicios pendientes. De hecho, detalló que la semana pasada "se condenó por primera vez a tres hombres por el asesinato de un menor albino de 14 años. El juicio llegó incluso a suspenderse, pero la presión internacional hizo que se reanudara".

Esperanza de vida de 30 años

Por otro lado, criticó que los albinos son discriminados a la hora de conseguir un empleo, por lo que muchos terminan trabajando en el campo, un lugar no muy recomendable para ellos dado que son especialmente sensibles al sol y trabajan sin sombrero ni protección solar, por lo que están expuestos al cáncer de piel.

"Por eso la esperanza de vida de los albinos en Tanzania es de tan sólo 30 años, cuando en condiciones normales viven tanto como cualquier otra persona", lamentó. Además, a veces son los parientes los que impiden que los niños albinos acudan al colegio, al no considerarles lo suficientemente inteligentes.

"Algunos incluso sacrifican a los bebés cuando nacen albinos porque creen que es un motivo de vergüenza o que los vecinos pensarán que la mujer se acostó con un hombre blanco", añadió.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento