Becarios de campeonato

Deporte y estudio: En España, hacer carrera en la universidad a la vez que en una disciplina deportiva es casi imposible, al contrario de lo que sucede en los Estados Unidos. Varias empresas ofrecen la posibilidad de cruzar el charco y probar suerte.
.
.
Foto
Cuando se da el salto al deporte profesional, lo habitual es que la formación académica se sacrifique por su mala combinación con entrenamientos, viajes y competiciones. Y al final de esa apuesta sin garantías de éxito quizá no haya título deportivo que reseñar, pero tampoco ninguno académico.

Esto no sucede en los Estados Unidos, donde las ligas universitarias llevan aparejados importantes estudios académicos y buenas audiencias en la televisión.

Empresas como College Sports Agency (CSA) o, más recientemente, AGM Sports gestionan desde España la obtención de becas deportivas en las más de 1.200 universidades de los EE UU, donde el deporte a este nivel es el equivalente a la segunda división en España y los programas de estudio permiten la convivencia en paz de ambas facetas. «Allí te ponen profesores de apoyo o te cambian fechas de exámenes», comenta Eugenio Alonso, de CSA.

Un largo proceso

Su trabajo consiste en contactar con los entrenadores y ofrecerles a los deportistas que creen con posibilidades de acceso. Cada universidad tiene criterios y necesidades propias a las que hay que ajustarse.

El proceso dura desde varios meses hasta un año, pero en general, «cuanto mejor deportista seas, hay más opciones de conseguir una buena beca en una mejor universidad (en el aspecto deportivo)», explica Alonso.

«Hay deportes en los que el nivel es altísimo», asegura  Álvaro Corrales, de AGM Sports.  Pero existen otros como el fútbol o el tenis, en los que el deportista español medio «puede destacar sobremanera». Mención aparte es  el caso de las mujeres. Por ley se debe ofrecer el mismo número de plazas que a los hombres y, al tener que compensar las que se lleva el béisbol o el football (fútbol americano), hay más opciones. Suelen darles becas del 100%.

Perfil del candidato

Menores de 25: Depende del deporte y la universidad. En algunas no hay límite de edad, pero es preferible no haber cumplido los 25.

Sin carrera: Son becas sólo para estudios universitarios (no posgrados ni máster) y quienes ya tengan una carrera no pueden optar.

Idiomas: Hay que aprobar el examen TOEFL y/o el SAT.

Cómo son las becas

¿Qué gastos cubren?: Depende de la calidad del candidato, el deporte... Desde sólo la matrícula (el coste medio es de unos 14.000 euros al año) hasta el alojamiento y manutención.

¿Cuánto duran?: Lo que dure la carrera.

¿Para qué deportes valen?: Atletismo, baloncesto, esgrima, fútbol, golf, hockey sobre hierba, lucha, natación, remo, tenis, voleibol y waterpolo.

Javier Bes, 19 años.

Se fue a la Universidad de Alabama siendo el tenista 114 del ranking español. Define la experiencia como increíble: «Es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida». Quiere volver a España como ingeniero de caminos.

Vanessa Castellano, 29 años.

Estudió biología celular en la Universidad de Georgia mientras practicaba tenis. Destaca «la intensidad y competitividad del deporte universitario». No tiene prisa por volver, antes «quiero prosperar en el campo de la investigación».

José Besada, 30 años.

Lo suyo era el fútbol, pero resultaba secundario frente a la posibilidad de estudiar bioquímica en la Universidad Adelphi. Aun así, «hice migas con el actual capitán de la selección americana de fútbol, Chris Armas».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento