Rebajas y protestas en el área verde

El sistema de aparcamiento de pago se amplía a tres barrios más, con protestas en la calle y con el anuncio de bonos especiales para restauradores de la Barceloneta.
Carteles de protesta en un parquímetro, ayer.
Carteles de protesta en un parquímetro, ayer.
Hugo Fernández
El área verde empezó ayer su segunda fase, con el despliegue por los barrios del Poble Sec, Parc (Sant Martí) y la Barceloneta.

En este último, el estreno llegó con promesas de descuentos para los trabajadores de la restauración, según explicó el director de movilidad del Ajuntament, Àngel López. Estas ayudas podrían ser rebajas en los precios o con bonos para los aparcamientos de pago de la zona.

Sólo residentes

Una de las novedades de esta segunda fase es que, tanto en la Barceloneta como en el Poble Sec, las nuevas plazas verdes son exclusivas para los residentes y el pago es desde las 8 hasta las 20 h. A mediados de noviembre, empezará la tercera fase y las áreas verdes llegarán también al Camp de l’Arpa y al casco viejo de Gràcia, donde el aparcamiento también será exclusivo para residentes.

Como era de esperar, la ampliación del área verde vino acompañada de las protestas de algunos vecinos y comerciantes, que cuentan con el apoyo de trabajadores de Transports Metropolitans de Barcelona.

Piden que se refuerce el transporte público en la ciudad, que el área verde sea gratis para residentes, comerciantes y autónomos y que las zonas azules se conviertan en áreas verdes.

Recaudar 30 millones

El presidente del grupo municipal del PP, Alberto Fernández Díaz, criticó ayer que «el Ajuntament prevé recaudar en 2006 por parquímetros, casi el doble que en  2004», es decir, 30,5 millones de euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento