De la vega y Salgado
María Teresa Fernández de la Vega y Elena Salgado, durante la rueda de prensa donde se han anunciado los Presupuestos para 2010. REUTERS

El sábado el Gobierno aprobó los Presupuestos para 2010.  Y a partir del martes comienza el largo camino para su ratificación en el Congreso. Las cuentas públicas han de ser aprobadas por mayoría (176 votos), por lo que el PSOE, con 169 diputados, necesita el apoyo de siete más para sacarlas adelante.

Frente a la negativa total de CIU y a que el PP también se ha manifestado con rotundidad en contra, todo apunta a que seis votos los pondrá el PNV. Los nacionalistas vascos junto con el BNG ya fueron clave el año pasado, si bien en circunstancias políticas y económicas diferentes."Las posibilidades de acuerdo están en un 50%", según admiten fuentes peneuvistas a El País.

IU, en boca de Cayo Lara, parece que se desmarca de apoyar los PresupuestosLa incertidumbre del voto restante ha llevado al Gobierno a prestar atención a formaciones minoritarias. ERC, con sus tres diputados, así como IU, con 2, sin olvidar a los diputados del BNG (también dos), están en el horizonte de posibles alianzas al que aspira el presidente Zapatero.

En lo que respecta a IU, este mismo domingo Cayo Lara, coordinador general, mantiene su intención de no apoyar los Presupuestos si no se cambian en el Congreso porque considera un error "tremendo" gravar el consumo a las capas populares de la sociedad.

Las claves de los Presupuestos

Las cuentas públicas han sido calificadas por la vicepresidente primera, María Teresa Fernández de la Vega, de "austeras" y "realistas". Lo que sigue es un resumen de sus principales características.

El Gobierno reducirá el gasto público para 2010 en un 3,9%, seis décimas menos de lo inicialmente previsto por el aumento de ingresos que se espera con la reforma fiscal, lo que ha hecho también que el Ejecutivo eleve el techo de gasto en 2.810 millones de euros.

Así consta en el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado aprobado este sábado por el Consejo de Ministros, que prevén para el próximo ejercicio un déficit de las cuentas del Estado de 57.248 millones de euros, el 5,4% del PIB, tres décimas menos de la última previsión del Gobierno.

Los Presupuestos serán sometidos a votación en el Congreso el próximo martesPresupuestos "sociales" y "solidarios" en los que se ha aprobado la subida del IVA (hasta un 2%, pero ya para julio), la eliminación de la ayuda de los 400 euros y el incremento de la tributación para las rentas del capital (un 19% para ahorros por debajo de 6.000 euros y un 21% para los que la superen).

Y Presupuestos que requieren por parte del Ejecutivo de finezza para ganarse el apoyo de los grupos parlamentarios en el Congreso, donde comenzarán su larga andadura el próximo martes.

Reacciones de los principales partidos políticos

  • PARTIDO POPULAR: Absolutamente improductivos

Desde las filas del principal partido de la oposición, el PP, las críticas no se han hecho esperar. Soraya Sáenz de Santamaría ha calificado los Presupuestos de "absolutamente improductivos", ya que ni crearán empleo ni servirá para cubrir "los agujeros negros".

Se gasta más dinero, que encima va a salir del bolsillo de todos los españoles, dice el PP

La diputada del PP criticó que los Presupuestos no sean "austeros" debido a que el Ejecutivo ha elevado el techo de gasto en 2.810 millones de euros. "Se gasta más dinero, que encima va a salir del bolsillo de todos los españoles a través del IVA", apuntó.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado que los presupuestos para el año 2010 del Gobierno, traerán "más paro, más déficit y más impuestos".

  • CIU: Enmienda a la totalidad

Como era de prever, la posición de CIU, expresada este sábado por boca de su portavoz en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, será de casi completa oposición a las cuentas del Ejecutivo. ha dicho Duran: "La subida de impuestos es completamente incompatible con la creación de empleo, por lo que muy difícilmente podremos dar apoyo a estos presupuestos".

  • IZQUIERDA UNIDA: Lo tienen que leer y no se fían

Desde IU no se fían del Gobierno en materia económica y ha rechazado otorgar "más cheques en blanco" al Ejecutivo. Gaspar Llamazares ha dicho que "leeremos el Presupuesto para saber si el Gobierno rectifica hacia la izquierda o sigue pensando que la respuesta está en las políticas liberales".

  • UPyD: Parches inconexos e incoherentes

La líder y única diputada de UPyD Rosa Díez ha señalado que el proyecto de Presupuestos para 2010 merecen una "enmienda a la totalidad" y que las nuevas medidas impositivas son "meros parches, inconexos e incoherentes". En un comunicado, Díez dice que son unas cuentas ausentes de medidas "realmente rigurosas y eficaces para enfrentarse a la crisis".

  • ERC: Hipoteca la recuperación económica

El secretario general de ERC, Joan Ridao, advirtió al Gobierno de que "deberá esforzarse mucho si quiere obtener apoyos" porque el proyecto de Presupuestos para 2010 es "antisocial" e "hipoteca" la recuperación económica.

"Sigue el mismo guión errático, improvisado e irreal de los últimos dos años", apuntó. Además, en el comunicado de ERC se criticó que la reforma fiscal que "penaliza el ahorro y el consumo de las clases medias y populares".

  • Respuesta de los sindicatos y de la patronal

La subida de impuestos tampoco se libró de las críticas de la patronal, CEOE, puesto que la considera perjudicial para el consumo y cree que afectará especialmente al turismo y al comercio, aunque valoró la eliminación de la deducción de los 400 euros del IRPF.

UGT calificó de "insuficiente" y "tímido" el paquete de medidas fiscales propuesto por el GobiernoPara los sindicatos, la subida de impuestos afectará especialmente a las rentas del trabajo. CC OO cree que la mayor carga de la reforma impositiva volverá a recaer en los trabajadores en vez de en las rentas más altas, al tiempo que afirmó que está "justificada" una mayor presión fiscal para mantener las prestaciones sociales.

Por su parte, UGT calificó de "insuficiente" y "tímido" el paquete de medidas fiscales que contempla el proyecto de ley, aunque valoró que las cuentas se "orienten" hacia la reactivación económica y la cohesión social.