Polémica por un vicerrector que habla de las "ventajas de universitarias con curvas"

  • El vicerrector de la universidad de Buckingham describió con sorna cómo los profesores pueden alegrar su vista con estudiantes sexis.
  • La Unión de Estudiantes ha pedido que sea expulsado.
  • El docente ha explicado que sólo pretendía denunciar en clave de humor.
Kealey, vicerrector de la universidad de Buckingham, ha levantado polémica por un escrito sobre universitarias "con curvas".
Kealey, vicerrector de la universidad de Buckingham, ha levantado polémica por un escrito sobre universitarias "con curvas".
BBC

Terence Kealey, vicerrector y profesor de bioquímica de la universidad de Buckingham, ha levantado una gran polémica en Reino Unido tras referirse en un escrito a las estudiantes universitarias con curvas como "una ventaja en su trabajo", según informan desde BBC.

En un artículo sobre los siete pecados capitales de su centro, escrito para el Times Higher Education Magazine (publicación en la que redactan docentes británicos), Kealey no duda en afirmar que las clases se han convertido en "verdaderas discotecas en las que admirar curvas de atractivas estudiantes". Añade, además, que los profesores pueden, cada año, "disfrutar de las ventajas que para su trabajo supone tener una alumna atractiva en su clase" que, "siempre irá a preguntarle dudas sobre algún trabajo de clase realizado".

Recomienda, de forma explicíta, a los profesores que "disfruten" de las vistas de estas estudiantes, algo que puede, entre otras cosas, ayudar en la vida matrimonial de estos. Deja claro que todo ha de hacerse desde la distancia: "Se mira pero no se toca", enfatiza, y advierte de que existe más vigilancia (menciona la Quality Assurance Agency, quien vela por el correcto funcionamiento de la educación en Reino Unido) en caso de que se den relaciones sexuales entre estudiante y tutor "en busca de favores académicos".

La Unión Nacional de estudiantes británicos ha condenado estos comentarios, que "desprecian" e "insultan" a la mujer. En palabras de una de sus portavoces advierten del "error imperdonable que suponen estas palabras, pese a que la intención del vicerrector sea meramente humorística" y piden que Kealey no ejerza en ninguna universidad.

Tras el revuelo surgido, Kealey explicó, también para BBC, que su texto deja bien claro que el sexo entre profesores y alumnas es un error: "Pienso que es tan ilícito el sexo de este tipo como lícito es usar el humor para referirse y denunciar algo que, aunque públicamente es inaceptado, es en algunos casos un deseo privado".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento