Los equipos de rescate han suspendido definitivamente la búsqueda de los inmigrantes desaparecidos el pasado sábado al naufragar una patera en las inmediaciones de la isla del Perejil, según ha anunciado un portavoz de la Delegación del Gobierno en Ceuta.

Según la fuente, las labores de rastreo se han dado por finalizadas y no se reanudarán este viernes debido a las nulas posibilidades de poder encontrar los cuerpos de algunos de los inmigrantes subsaharianos que iban a bordo de la embarcación neumática.
El hundimiento de la patera ha sido uno de los más dramáticos del 2009 Desde el pasado sábado el dispositivo de rastreo ha contado con medios aéreos, marítimos y terrestres, que han buscado infructuosamente por los alrededores de la isla y por las costas ceutíes.

En estas jornadas se ha contado con la colaboración de la Armada española, con el patrullero P-114, además de intervenir unidades de Salvamento Marítimo de Tarifa (Cádiz), de la Guardia Civil y de la Cruz Roja, así como de la Gendarmería marroquí.

Excesivo peso

Las fuertes corrientes en el área del Estrecho al confluir dos mares así como el peso que llevan encima los inmigrantes, por portar excesiva ropa, hace que los cuerpos puedan estar en el fondo del mar o que se hayan desplazado centenares de metros del lugar del naufragio.

Por su parte, Marruecos ha informado de que mantendrá el operativo de búsqueda hasta el sábado, cuando se cumpla una semana del naufragio.  El país marroquí se ha encargado de las investigaciones para determinar las causas del siniestro, barajándose que colisionara con algún barco o bien por una mala maniobra del piloto o por el elevado número de personas que iban en la patera.

Consulta aquí más noticias de Ceuta.