El G-20 apoya ceder un 5% de su voto en el FMI a los países en desarrollo

  • Así se desprende del borrador de la declaración final de la cumbre.
  • Supone una pérdida para Europa, que tendrá que renunciar a una parte de su capacidad de voto en el FMI.
  • Brasil, China, Rusia e India pedían un 7%.
Policías patrullan las calles cercanas al Centro de Convenciones David L. Lawrence de Pittsburgh durante el primer día de la Cumbre del G-20.
Policías patrullan las calles cercanas al Centro de Convenciones David L. Lawrence de Pittsburgh durante el primer día de la Cumbre del G-20.
EFE

Los países ricos están dispuestos a transferir "por lo menos" un 5% de su voto en el Fondo Monetario Internacional (FMI) a las naciones en desarrollo "dinámicas", según el borrador de la declaración final de la cumbre del G-20, que comenzó este jueves.

La cesión del 5%, una propuesta de EE UU que es inferior al 7% que pedían Brasil, China, Rusia e India, es un logro para los países emergentes y una pérdida para Europa, que tendrá que renunciar a una parte de su capacidad de voto en el FMI.

"Apoyamos un cambio significativo en las cuotas de por lo menos un 5% de los países sobrerepresentados a los mercados emergentes y países en desarrollo dinámicos infrarepresentados en la próxima revisión de las cuotas, a ser completada en enero de 2011", establece el documento preparatorio. Las cuotas determinan el poder de voto en el FMI.

Los países sobrerepresentados son pequeñas naciones europeas, como Bélgica, Dinamarca y Suiza, que tienen más influencia en el Fondo que lo que les correspondería puramente por el tamaño de sus economías.

Grandes beneficiados

Los grandes beneficiados serán precisamente China, Brasil, Rusia y la India, que son naciones "dinámicas", con un crecimiento mayor que la media mundial en la última década pero cuya representación en el FMI no ha crecido a la par.

En cambio, EE UU no perderá poder con la reforma ya que su casi 17% del voto es inferior al porcentaje que representa su Producto Interior Bruto (PIB) en la economía mundial.

EE UU ha sido el mayor aliado de los países emergentes en la redistribución del poder en el seno del FMI, donde, al superar el 15%, su porcentaje de voto le da derecho de veto en la práctica de las decisiones de mayor transcendencia.

El borrador de la declaración, consensuado por los ministros de Economía de los miembros del G-20 en los últimos días, también pide que, como parte de la reforma del FMI, se considere el tamaño y composición del Consejo Ejecutivo, el órgano de 24 integrantes que toma las decisiones del día a día y que representa a los 186 países miembros.

Actualmente Europa también está sobrerepresentada en ese Consejo y los países en desarrollo piden que les cedan sillas.

"Estamos de acuerdo en que los jefes y directivos de las instituciones internacionales deberían ser designados de acuerdo con un proceso abierto, transparente y en base al mérito", añade el documento. Por un 'pacto de caballeros' establecido en 1944, EE UU siempre ha nombrado al presidente del Banco Mundial y Europa al director gerente del FMI.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento