La Mina pide imponer trabajos comunitarios a los vecinos incívicos

El barrio también reclama premiar a las calles más limpias, una mejora del mobiliario urbano y evitar el miedo a represalias.
Los vecinos de La Mina, en Sant Adrià del Besòs, reclamaron, durante el primer Consell de Participació del Barri, que se sancione con trabajos a la comunidad a los incívicos y propusieron que se premie a la calle más limpia y cuidada.

«Si no hay implicación de la gente, no hay posibilidad de transformar nada. Mi obligación es trasladar ilusión y poner medios para que se cumplan las ordenanzas municipales, que aún no se cumplen del todo». Así animó Jesús María Canga, alcalde de Sant Adrià del Besòs, a los cerca de 200 vecinos de La Mina que se dieron cita en el CEIP La Mediterrània, para poner en común ideas para mejorar el barrio, en el que se está llevando un plan de transformación hasta 2010.

Los vecinos exigieron al Ajuntament que se cumplan las ordenanzas municipales y una mejora del mobiliario urbano, para que así se tenga más en consideración. También expusieron la necesidad de no tener miedo a represalias cuando se critiquen aspectos de una comunidad de vecinos.

Lucha contra el absentismo escolar

Los participantes en el primer Consell de Participació del Barri de La Mina dejaron claro que hace falta implicación para combatir el absentismo escolar. Para ello, los vecinos coincidieron en que todos deben sentirse responsables cuando conocen casos de absentismo. Con la transformación del barrio, La Mina (a donde llegará el TramBesòs y  donde el año que viene empezarán las obras del nuevo CAP) pasará de tener 2.750 viviendas a 3.500. En la Mina Vella se colocarán 500 ascensores. El Consorci de la Mina es la herramienta para la transformación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento