Una mujer detenida por vender productos de lujo falsificados a través de Internet

  • Importaba los productos de países asiáticos.
  • En la operación fueron intervenidas más de 450 piezas falsificadas.
  • La Policía calcula que la responsable del negocio habría tenido un beneficio de más de 60.000 euros.
Algunos de los productos falsificados requisados en la operación.
Algunos de los productos falsificados requisados en la operación.
POLICÍA NACIONAL

Agentes de la Policía Nacional han detenido a una mujer por vender copias ilegales de productos de lujo a través de una tienda virtual en Internet que importaba de países asiáticos para después distribuirlos por toda España y que iban acompañados de los correspondientes certificados de autenticidad que caracterizan a las verdaderas marcas en el mercado legal de este tipo de productos de lujo, según informó este jueves la Jefatura Superior de la Policía Nacional de Madrid.

En total, en la operación, que fue desarrollada por agentes de la Brigada de Investigación Tecnológica de la Comisaría General de Policía Judicial, fueron intervenidas más de 450 piezas fraudulentas que se ofertaban a través de varias páginas web. Se calcula que la responsable de este ilícito negocio, que fue detenida en la localidad de Valdemoro (Madrid), habría obtenido un beneficio que supera los 60.000 euros.

La persona arrestada desarrollaba esta actividad en su propio domicilio a pesar de que, en la red, el negocio tenía un diseño de web que se correspondía con un tipo de comercio competitivo y profesional.

Más de 800 artículos

La gama de productos ofertados en dos de los portales web alcanzaba los 800 artículos y abarcaba desde joyería hasta marroquinería, productos textiles, relojes, calzado o gafas, todos ellos copias de más de 14 marcas de reconocido prestigio.

En el curso de la investigación se constató que la distribución se realizaba por correspondencia postal a través de varios apartados de correos y empresas de mensajería con entrega directa al destinatario. Además, los plazos de entrega eran relativamente breves, aunque la detenida no disponía de un gran stock en su domicilio y, en la mayoría de los casos, adquiría los productos bajo pedido.

Tras el registro de la vivienda de la mujer, que fue detenida como presunta responsable de un delito contra la propiedad industrial, se intervinieron un total de 457 productos fraudulentos, así como elementos de embalaje y certificados de garantía de las marcas falsificadas. También, doce paquetes preparados para su envío a diversos clientes, cuyo contenido y embalaje aportaban una apariencia de originalidad que podría confundir al consumidor medio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento